«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El PIB crecerá un 2,3%, una décima más que la media nacional

Felisa Becerra y Margarita Serna presentan el informe

El Producto Interior Bruto de Castilla y León (PIB) crecerá en 2019 un 2,3 por ciento, una décima por encima de la media nacional, según los datos expuestos por Unicaja Banco. La economía de la Comunidad experimentará así una desaceleración de siete décimas, ya que en 2018, creció, según la entidad, un tres por ciento.

El número 16 del informe trimestral “Previsiones económicas de Castilla y León”, desarrollado por la sociedad de estudios del Grupo Analistas Económicos de Andalucía, asegura que el empleo crecerá en la Comunidad un 1,5 por ciento este año. La población activa mermará un 0,5 por ciento.

El documento, recogido por Ical, precisa que los servicios crecerán un 2,8 por ciento, mientras que la construcción lo hará un 2,4 por ciento, la agricultura un 1,6 por ciento, y la industria un uno por ciento. El empleo crecerá en mayor medida en la construcción, un 2,2 por ciento, seguido por el industrial, 2,1 por ciento; el sector primario, un 1,9 por ciento; y los servicios, 1,2 por ciento.

La coordinadora del informe, Felisa Becerra, destacó que la economía experimentará una aportación positiva este año de todos los sectores, aunque una décima por debajo de la estimación realizada el pasado mes de septiembre. “Es un crecimiento más moderado que en 2018, con tasas entre el uno por ciento del sector industrial y el 2,8 por ciento del sector servicios. La demanda seguirá mostrando crecimiento significativo pero más moderado que en 2018”, puntualizó Felisa Becerra.

“El aumento del consumo de los hogares se estima en el 2,3 por ciento; el público, del uno por ciento, y la inversión, el 3,2 por ciento. La tasa de creación de empleo puede situarse en el 1,5 por ciento; la población activa puede reducirse medio punto y la tasa de paro estará en el promedio del año en el 10,4 por ciento, 1,8 puntos por debajo de la estimada para 2018”, anotó.

Por lo que se refiere al año 2018, la entidad calcula que se cerró con un avance del PIB del tres por ciento, también por encima del 2,6 por ciento del conjunto nacional. El año pasado el empleo habría crecido un 0,9 por ciento.

“Los últimos datos se refieren al tercer trimestre. En ese período, la economía creció en Castilla y León una décima respecto al segundo trimestre pero, en términos interanuales, creció un 3,1 por ciento. Ha estado basado e impulsado por la demanda interna, con una aportación de 3,4 puntos porcentuales, mientras que la exterior restó tres décimas”, explicó la coordinadora del informe, Felisa Becerra. “La demanda interna ha mantenido su aportación y el consumo de los hogares ha crecido un 2,8 por ciento. El saldo exterior neto ha supuesto una aportación negativa, en este caso, por el leve descenso de dos décimas de las exportaciones totales, y al aumento en una décima de las importaciones”, añadió.

En este contexto, Becerra Benítez señaló que “todos los sectores” han experimentado crecimiento en oferta. La construcción creció un 2,9 por ciento respecto al mismo período de 2017; la industria, un 1,7 por ciento; los servicios, un 3,2. “2018 cierra con crecimiento en todos los sectores productivos, con un 11,1 por ciento en el sector agrario. Destaca también el sector servicios, que supone alrededor del 60 por ciento del PIB de Castilla y León, con un 3,1 por ciento”, indicó.

Las cifras de empleo reflejan un crecimiento del uno por ciento en Castilla y León en el tercer trimestre de 2018, en comparación con el mismo período de 2017, especialmente por el aumento en la agricultura y la industria. La población activa descendió “a un ritmo menor que en el trimestre anterior” y la tasa de paro se situó en el 11,3 por ciento, frente al 14,6 por ciento de España.

“A falta de conocer los datos oficiales del cuarto trimestre, estimamos que la economía de Castilla y León crece un tres por ciento en 2018, una décima más de lo estimado en septiembre por un mejor comportamiento de los componentes de la demanda interna”, precisó la coordinadora del informe. “El consumo de los hogares cierra con un crecimiento del 2,9 por ciento, unas cuatro décimas más que en 2017; el de las administraciones públicas aumenta un 2,8 por ciento y la inversión, un 4,6 por ciento”, anotó.

La coordinadora del informe elaborado por Analistas Económicos de Andalucía señaló que, en el contexto internacional, durante 2018 se mantuvo la expansión de la economía mundial, que creció más del tres por ciento, aunque se observó una desaceleración en los últimos meses debida a la incertidumbre y a las tensiones comerciales provocadas por las medidas proteccionistas. “En este contexto, la economía española ha mantenido un sólido ritmo de crecimiento, con tasas en torno al 2,5 por ciento. Respecto a 2017, se ha mostrado una ralentización pero ha seguido creciendo a mayor ritmo que la zona euro y es previsible que continúe así en 2019”, insistió. “El crecimiento ha venido impulsado por la demanda interna, aunque se cree que puede desacelerarse durante los próximos meses”, concluyó.

La directora territorial de Unicaja Banco, Margarita Serna, valoró la iniciativa de la entidad, que empezó a emitir el informe trimestral en abril de 2015 con la intención de “arrojar luz sobre la economía regional y su comportamiento futuro” y apostilló: “La economía de Castilla y León sigue mejorando y, a falta de conocer el cierre del último trimestre, la economía ha crecido más de lo inicialmente previsto por nuestros analistas”.

 

TEMAS |
.
Fondo newsletter