«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Iberdrola extiende sus ayudas sociales a 3.000 personas en la Comunidad

Iberdrola colabora, a través de su Programa de Ayudas Sociales, con las
organizaciones Proyecto Hombre Alcándara Salamanca, Proyecto
Hombre Aldaba Valladolid, ADSIS y FECLEM, beneficiando a cerca de
3.000 personas en el desarrollo de estos proyectos que cuentan con el
respaldo de la compañía.
Durante la presentación de dichos proyectos esta mañana en la sede de la Fundación Miguel Delibes en Valladolid, el director de la Fundación
Iberdrola España, Ramón Castresana; el delegado de Iberdrola en
Castilla y León, Celiano García; el presidente de la Fundación Alcándara Proyecto Hombre de Salamanca, Tomás Marcos; la presidenta de la Fundación ADSIS de CyL, Aurora Corona; la presidenta de la Fundación Tutelar FECLEM para personas con enfermedad mental de León, Mª Rosario Martin, y Mª. Paz de la Puente, directora de la Fundación Aldaba Proyecto Hombre en Valladolid, en presencia de Germán
Delibes, patrono de la Fundación Iberdrola, han valorado positivamente
la colaboración llevada a cabo en los últimos años y han detallado las
iniciativas que desarrollarán estas entidades durante 2018.
La compañía ha financiado en los últimos años casi una veintena de
proyectos en la región con una inversión de más de 500.000 euros.
En el caso de Proyecto Hombre Alcándara Salamanca, la iniciativa que
Iberdrola apoya desde 2011, tiene como objetivo ofrecer a los usuarios
un tratamiento específico respecto a las adicciones que les permita
autonomía personal en todos los ámbitos, promoviendo su adaptación
normalizada al medio e inclusión social.
Para ello la organización cuenta con actividades de psicoterapia – grupal
e individual y familiar -; servicio de orientación, evaluación y diagnóstico
– trabajo en RED -; talleres de estimulación de funciones ejecutivas;
seminarios de mejora de la efectividad personal; talleres de salud y
actividades educativo-terapéuticas. Este programa beneficia
directamente a más de 100 personas con adiciones.
Por su parte, Proyecto Hombre Aldaba Valladolid lleva a cabo un
programa que pretende mejorar las estrategias y acciones de prevención
y atención del consumo problemático de drogas, incorporando la
perspectiva de género de cara a beneficiar tanto a los hombres como a
las mujeres que se encuentran en esta situación.
Desde su centro en Valladolid, han estructurado el proyecto en tres
líneas de intervención: sensibilización e información para mujeres y
hombres en riesgo de exclusión; tratamiento e inserción de mujeres con
problemas de abuso o dependencia a las drogas y cursos de
capacitación en materia adicciones y género para técnicos de asociaciones y entidades. Gracias a este proyecto, que cuenta con el apoyo de Iberdrola desde 2016, se han visto beneficiadas 290 personas.
En cuanto a la iniciativa de la Fundación ADSIS, en Valladolid, que
Iberdrola apoya desde 2016, tiene como objetivo establecer un proceso
educativo con el fin de conseguir con éxito el tránsito de una situación de
protección a una situación de autonomía personal, que permita la
emancipación de menores con problemas familiares.
En estos años, se ha aportado a más de 65 jóvenes de entre 18 y 21
años que han tenido, siendo menores, expediente de protección y/o se
encuentran en situación de exclusión social o abandono, apoyo
académico y orientación escolar; intervención socioeducativa
individualizada para cada joven; e itinerario personalizado de inserción
socio-laboral con su correspondiente contraste y seguimiento.
Por último, el proyecto de la leonesa Fundación Tutelar de personas con
enfermedad mental (FECLEM) pretende contribuir a mejorar la calidad
de vida de las personas con enfermedad mental, protegiendo sus
derechos, velando por su bienestar y promoviendo su autonomía desde
el apoyo en todos los ámbitos que precise para su desarrollo psicosocial,
ofreciendo respuesta directa de forma individualizada y desde un
contexto de proximidad.
Su centro, con sede en El Bierzo (León), se encarga de llevar a cabo un
seguimiento y supervisión médica, satisfacer las necesidades de los
tutelados – acompañamiento y apoyo en las actividades de la vida diaria,
ocio y tiempo libre, comunicación y coordinación con el Referente
Tutelar y Auxiliar de Tutela- . Este es el primer año en el que Iberdrola colabora con esta entidad donde se estima que un total de 2.000 usuarios directos e indirectos se
verán beneficiados por esta iniciativa.

TEMAS |
.
Fondo newsletter