«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Juanetes, Espolón Calcaneo, Dedos en Garra. Cirugía Percutanea Mínimamente Invasiva

/p>

Deformidades en los pies por Juanetes, dedos en garra, espolon calcaneo, metatarsalgia, fascitis plantar…

Los pies, ¿Alguna vez pensamos en ellos?

Los usamos para levantarnos, caminar, correr…  son nuestra independencia. No les damos ninguna importancia, ningún valor. Estamos demasiado ocupados con “todo lo demás”.

Pero los pies nos otorgan esa libertad de acción de la cual, como pasa con casi todo, no somos conscientes hasta que la perdemos.

Los calzamos priorizando el estilo, la moda o la belleza, pero no lo fisiológico. Hasta que un día protestan: “Hasta aquí hemos llegado”.

Ese día todo cambia y recibo al paciente en mi consulta con cara de circunstancias, perplejo, asombrado:

–“¿Una fractura? ¿Ahora? No puede ser. Ahora no puede ser.  ¡AHORA NO TENGO TIEMPO! ”

–“Pero… ¿ud. no ha pensado que esos zapatos, tan estrechos, con ese tacón y esa suela, no son aptos para correr detrás del autobús?…”

En ocasiones las dolencias no vienen tan rápido, como es el caso de un esguince o fractura, y el paciente comienza a sufrir una deformidad en los pies debido al uso de un mal calzado, normalmente un zapato demasiado alto y estrecho, que despierta la base genética de alguna deformidad como la de juanete o Hallux Valgus.

Pero no damos importancia a esa malformación, año tras año, y finalmente el paciente acude a la consulta del especialista después de años sufriendo intensos dolores, callosidades y heridas: juanetes y dedos en garra.

Juanete o hallux valgus
Juanete o hallux valgus

Afortunadamente, el tratamiento de estas dolencias y deformidades ha evolucionado de forma drástica en los últimos 10 años. Aquellos tratamientos quirúrgicos tan agresivos y tan dolorosos están por desaparecer y dejar paso a los tratamientos mínimamente invasivos.

Lo que mucha gente conoce como “operar sin abrir”.

Las ventajas de esta innovadora técnica son innumerables: menos dolor, menor sangrado, mínima desestructuración de la anatomía, limitación del daño estético, mínimas infecciones quirúrgicas, rápida recuperación y vuelta a la vida normal, etc…

 

¿Que cambios ocurren al llevar un calzado inadecuado?

Por calzado inadecuado, me refiero fundamentalmente a zapatos con tacón alto y puntera estrecha, con suela fina y dura, rígidos, no adaptables y no transpirables.

Por supuesto que existe una base genética, pero esta deformidad en juanete o dedo en garra muchas veces solamente se expresa tras el uso prolongado de un calzado inadecuado.

Este tipo de calzado provoca una deformidad en el pie que consiste principalmente en que el primer y quinto dedo se estrechan y aproximan entre sí, formando un “ juanete ”  y el resto de los dedos, el segundo, tercero y cuarto se levantan y flexionan constituyendo una deformidad llamada “dedos en garra”.

Dedo martillo. Dedo en Garra
Dedo martillo. Dedo en Garra

Los nervios que dan sensibilidad al antepie se comprimen e inflaman y producen un dolor sordo e intenso, sensación de hormigueo y calambres, lo llamamos “Neuroma de Morton”.

El arco plantar se hace mas pronunciado y se inflama la fascia plantar, “Fascitis Plantar”, que puede llegar a formar un “Espolón en el hueso Calcaneo”, un pincho óseo que literalmente se clava en el talón al caminar.

Espolon calcaneo
Espolon calcaneo

El peso corporal se distribuye de forma incorrecta y aumenta la presión en la cabeza de los metatarsianos, provocando una “Metatarsalgia”.

Existe tratamiento para cada una de estas deformidades, eso es cierto, pero lo aconsejado es no llegar a este límite y no necesitar de un tratamiento quirúrgico para solucionar un problema.

Como explicaba anteriormente, somos muy afortunados, desde hace tan solo 10 años existe un nuevo tratamiento de todas estas deformidades mediante cirugía mínimamente invasiva o cirugía percutanea del pie. Los resultados son muchísimo mejores con esta nueva técnica y la vuelta a la vida normal suele comenzar a partir de las dos semanas después de la operación.

Les dejo un vídeo con un pequeño resumen para que vean en que consiste esta nueva técnica. Creo que es muy interesante y didáctico ver y entender como hoy en día podemos operar a través de incisiones tan pequeñas que no llegan ni a 1 mm.

 

Si tienen alguna duda, pueden preguntar en el foro y estaré encantado de responderles.

Un Saludo y Feliz Año 2015.

Dr. Enrique Galindo Martens

TEMAS |
.
Fondo newsletter