«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Políticos, empresarios y sindicalistas respaldan a la CVE en su 40º aniversario

Foto de familia de la gala del 40 aniversario de la Confederación de Empresarios de Valladolid.

El presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), Antonio Garamendi, rechazó hoy que la subida de los salarios, que planteó la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, sea la solución al problema de sostenibilidad que arrastra el sistema público de pensiones en España. Por el contrario, aseguró que su futuro pasa por que las empresas sigan generando puestos de trabajo.
Garamendi, que asistió a la gala por el 40 aniversario de la Confederación Vallisoletana de Empresarios (CVE), que se celebró en las Cortes, defendió que las pensiones se garantizan en el futuro con más empleo y replicó que en ese sentido se están proponiendo diferentes medidas en la comisión sobre el Pacto de Toledo abierta en el Congreso de los Diputados.
En ese sentido, el recién reelegido presidente de Cepyme sostuvo que la principal y “mejor” medida para que pueda sostenerse el sistema de pensiones es la creación de empleo, como a su juicio se está haciendo en España desde la llegada de la recuperación económica. Antonio Garamendi destacó que se prevé que el país genere medio millón de puestos de trabajo durante este año, según los cálculos del Gobierno, de los que destacó que el 90 por ciento corresponde a la empresa privada.
Por tanto, el máximo responsable de Cepyme insistió en que cada día se están creando 4.800 empleos en España, de los que -remarcó- 4.400 se genera gracias a los empresarios o autónomos. Además, Antonio Garamendi defendió la propuesta “seria” y “responsable” hecha en el marco de los contactos del Acuerdo Estatal para la Negociación Colectiva (AENC), con una subida de las remuneraciones de entre un uno por ciento y un 2,5 por ciento.
Al respecto, el presidente de Cepyme sostuvo que esta “horquilla” permitirá revalorizar los salarios por encima del Índice de Precios al Consumo (IPC), puesto que recordó que la inflación cerrará el presente ejercicio entre el 1,3 y el 1,5 por ciento, pese al aumento en los primeros meses del año.
Por tanto, Garamendi defendió que la negociación colectiva funciona en España, a través de las 5.000 mesas de negociación de convenios abiertas. A su juicio, un acuerdo en esta materia sería una “buena noticia” para el país. “Confío en que sea así”, dijo pese a que reconoció que este año se acumula un “retraso”, puesto que explicó que Cepyme y CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales) están a la espera del posicionamiento de los sindicatos en esta materia.
El presidente de Cepyme, que cuenta con el soriano Santiago Aparicio como vicepresidente de la organización, destacó los 40 años de vida de la CVE y otras asociaciones empresariales que vieron la luz en el año 1977. “Yo creo que es un día de celebración”, dijo minutos antes de participar en la gala, a la que también asistió el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos.
Por su parte, el consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, aseguró hoy que ha llegado el momento de mejorar la calidad del mercado laboral y sus retribuciones, una tarea que a su juicio deben emprender los “héroes” que han resistido el envite de la crisis económica. De hecho, remarcó que ha se ha recuperado el 60 por ciento de los puestos de trabajo destruidos, por lo que señaló que resta un 40 por ciento.
Fernández Carriedo, que reconoció el papel de los empresarios, en este caso de los vallisoletanos, señaló que han dedicado su vida, sus esfuerzo y hasta su patrimonio a mantener en pie sus negocios y salir adelante. De hecho, sostuvo que han superado el “peor momento”, no la crisis, si bien señaló que se han generado 20.000 nuevos empleos y se reducido en 80.000 trabajadores las listas del desempleo en la Comunidad desde el inicio de la recuperación.
El 40 aniversario de la CVE, como una organización al servicio de la provincia, reunió a un gran número de empresarios y políticos de Valladolid y de Castilla y León. Además de la presidenta de la organización, Ángela de Miguel y de Garamendi, no faltaron el alcalde de la ciudad, Óscar Puente; el presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero; el delegado territorial de la Junta, Pablo Trillo; el secretario de Estado Tomás Burgos; y la presidenta de las Cortes, Silvia Clemente.
También asistieron el presidente de Cecale, Santiago Aparicio, y los secretarios autonómicos de UGT y CCOO, Faustino Temprano y Vicente Andrés, y los exalcaldes de Valladolid Tomás Rodríguez Bolaños y Francisco Javier León de la Riva. Los cinco expresidentes de la CVE -Vicente Garrido Capa, Ángel Altes Bustelo, Manuel Vidal, Manuel Soler y José Antonio de Pedro- recibieron unos diplomas como homenaje a su trabajo al frente de la Confederación. Además, se proyectó un video de reconocimiento a las empresas que han sido galardonadas con el premio Cecale de Oro.

TEMAS |
.
Fondo newsletter