«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Vete, que me espero

Ayer, dos de junio de 2014, el Rey anunció su abdicación. Se va y nos deja a Felipe. Hay que suponer que la cosa transcurrirá por los cauces previstos y Felipe de Borbón será el segundo Rey de la España democrática. ¿Por qué ahora? Él sabrá, pero es evidente que desde hace un tiempo la opción estaba abierta. Los distintos problemas de desgaste en la Casa Real y el hecho de que el Príncipe aparecería como al margen hacían aconsejable buscar un momento propicio, el menos malo, para dar el paso. Últimamente la imagen del Rey estaba mejorando, y sobre todo, para producirse este tránsito con normalidad hacía falta que el PP y el PSOE no tuvieran fisuras en su apuesta monárquica hacia Felipe. El PP de Rajoy da garantías y el PSOE de Rubalcaba, también. Otro PSOE, cualquiera sabe. Se va Rubalcaba y antes hay que resolver la sucesión dinástica. Se va Rubalcaba, esto marca la urgencia, y le dice al Rey: vete que yo me espero.

TEMAS |
.
Fondo newsletter