'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
LAS MAFIAS SE HAN ADAPTADO AL TRABAJO DE LAS ONG

Más de 360 ilegales llegan a Canarias en 48 horas mientras la inmigración ilegal se dispara en más de un 1.500%

Llegada de un grupo de inmigrantes ilegales a Canarias. NORTE GRAN CANARIA

Como cabía esperar el archipiélago canario comienza a vivir sus primeros repuntes en cuanto a inmigración ilegal se refiere, si es que en alguna ocasión han dejado de llegar.

En apenas 48 horas han llegado a las Islas Canarias un total de 366 inmigrantes ilegales. Como ya viene ocurriendo desde el año pasado, Salvamento Marítimo ha protagonizado nuevamente travesías kilométricas implicando toda su logística por mar y aire para la localización de embarcaciones que no se encontraban a más de 100 millas náuticas de costas africanas. Este tipo de operativos, como bien se ha puesto de manifiesto en numerosas ocasiones en el Mediterráneo Central, no hace otra cosa que oxigenar el problema.

El pasado 31 de julio de 2020 ocurría algo que nos indicaba –a los que dominamos estos asuntos– que algo estaba cambiando en cuanto a las llegadas que tenían lugar a Canarias.  Ya poco antes de que tuviese lugar este suceso, se venía advirtiendo de que las Islas Canarias pasarían a convertirse en la nueva Lampedusa, con todas sus consecuencias. Acorde a la información recogida por aquel entonces por Diario de Lanzarote, una embarcación neumática fue interceptada por Salvamento Marítimo cuando ponía rumbo a Lanzarote.

Embarcación neumática interceptada por Salvamento Marítimo. FUENTE: Diario de Lanzarote

En la ruta canaria este tipo de embarcaciones jamás ha sido frecuente, pero desde aquel episodio, el uso de este tipo de barcas ha ido en aumento. Para las mafias es una forma de abaratar en costes, pero para que estos traficantes comprometan las vidas de los inmigrantes que viajan a bordo en este tipo de embarcaciones, tienen que tener la certeza de que los operativos de Salvamento no tardarán en llegar y estos operarán cerca de costas africanas. Y cuando esto no ocurre, los naufragios no tardan en llegar.

Según llegó a reconocer Elizabeth Collett (Migration Policy Institute) en el año 2017, en referencia al uso de este tipo de embarcaciones por parte de las mafias libias en el Mediterráneo Central, los inmigrantes ilegales estaban “en barcos que no pueden recorrer una cierta distancia más allá de unas pocas millas náuticas de la costa libia y están usando esos barcos debido a la presencia de las ONG”. Es decir, los traficantes utilizaban embarcaciones más precarias, como las neumáticas, a sabiendas de que la asistencia a los inmigrantes ilegales que viajaban a bordo de las mismas iba a producirse cercana a las costas desde las que partían. ¿Quién crea el problema?

Elizabeth Collett

A este respecto también se refirió el Global Initiative Against Transnational Organized en un informe emitido en el año 2017 (p.44), en el que ponía de manifiesto cómo las mafias se habían adaptado al trabajo de las ONG, simplificando su logística con el uso de barcas neumáticas. Por tanto no podemos negar que la frecuencia en el uso de este tipo de embarcaciones está directamente relacionado con una ‘mala praxis’ por parte de los operativos de Salvamento Marítimo, o bien una falta de coordinación y colaboración con los servicios de rescate de los puertos de origen de esta inmigración ilegal. Medidas que también ayudarían a combatir la actual presión migratoria que sufre Canarias.

La inmigración ilegal en el archipiélago canario no ha parado de ir en aumento. Según el último balance del Ministerio del Interior, a fecha 31 de julio más de 7.500 (7.531) inmigrantes ilegales habrían llegado a las Islas Canarias, un 136,5% más que las entradas registradas en el año 2020. Cifras que, comparadas con las que se registraron para la misma fecha en el año 2019, nos sitúa ante un incremento superior al 1.500% (1530.09 %), pasando de los 462 inmigrantes llegados en el citado año, a los 7.531 datados en el último informe del Gobierno.

Consultados medios regionales desde La Gaceta de la Iberosfera sobre la situación actual, Fernando Malaxechevarría, director del digital Norte Gran Canaria, confiesa que en estas últimas semanas “gran parte de la sociedad canaria vuelve de nuevo a palpar un ambiente tenso entre la población, no solo por el repunte que estamos viviendo, sino también por la oleada de delincuencia que estamos padeciendo”. Acorde a las declaraciones de Malaxechevarría, los ‘menas’ tutelados por la administración autonómica de Canarias continúan generando problemas en las calles de algunas localidades, “los famosos niños de Noemí Santana siguen protagonizando conflictos en toda Canarias, el otro día podíamos observar como destrozaban un carro de un supermercado en Puerto Rico para conseguir un euro”, afirma el director de Norte Gran Canaria con gran indignación.

Noticias de España

.
Fondo newsletter