Andalucía supera la barrera de los 10.000 inmigrantes ilegales en mitad de una avalancha de pateras en Almería, Málaga y Granada

En apenas 48 horas la comunidad ha recibido casi 300 inmigrantes
Inmigrantes interceptados por la Guardia Civil en el puerto de Almería. GUARDIA CIVIL Inmigrantes interceptados por la Guardia Civil en el puerto de Almería. GUARDIA CIVIL

Una nueva avalancha de embarcaciones desde Marruecos y Argelia sitúa en estos momentos sobre el prisma migratorio a Andalucía. Desde este martes, se cuentan por cientos los inmigrantes ilegales llegados a Granada, Málaga y, con mayor intensidad, a Almería. De esta forma, las costas almerienses vuelven a sufrir en estos momentos una situación de desbordamiento ante un flujo de entradas ilegales al que los actuales efectivos desplegados en la zona no pueden hacer frente debido a la ya denunciada carencia de recursos humanos y materiales.

Una de las primeras embarcaciones fue interceptada por Salvamento Marítimo durante la madrugada del martes. En un operativo que contó con la asistencia de la Guardia Civil, se localizó, a 20 millas náuticas al sur de Motril, a un total de 18 inmigrantes ilegales de origen magrebí que, con posterioridad, fueron trasladados al puerto de la localidad granadina. Por otro lado y durante la tarde, fue avistada otra embarcación por el Centro de Operaciones y Vigilancia de Acción Marítima (COVAN) de la Armada, según indican fuentes de Salvamento Marítimo. Con posterioridad y tras la movilización de la Salvamar Alnitak, fue interceptada una balsa neumática con otros 18 inmigrantes ilegales de origen magrebí.

Ha sido Almería la que ha vivido las peores 48 horas. En su caso, desde la noche del lunes partieron numerosas embarcaciones desde Argelia, según se ha podido constatar a través de diversas comunicaciones en grupos de WhatsApp donde operan las mafias. Una parte llegó durante la madrugada y la mañana del martes: un total de cinco embarcaciones que dejaron a 76 inmigrantes ilegales en sus costas. Y la mayor parte llegó con posterioridad: una decena de embarcaciones con más de 150 inmigrantes ilegales que fueron interceptados por los diferentes operativos de la Guardia Civil, la Policía Nacional y Salvamento Marítimo entre el martes por la tarde y la mañana del miércoles.

A estos 264 ilegales contabilizados hay que sumarles los 32 que han sido localizados en diferentes puntos de la costa almeriense por operativos de la Guardia Civil una vez se disponían a huir después de haber tocado tierra. Por su parte, fuentes del Cuerpo Nacional de Policía confirman a La Gaceta de la Iberosfera que en el Centro de Atención Temporal para Extranjeros (CATE) había el martes más de 260 inmigrantes ilegales, cuando las plazas habilitadas apenas permiten acoger a 200. “Con varios positivos en covid, muchos están compartiendo colchoneta”, confirman fuentes de la Policía Nacional.

Más de 10.000 inmigrantes ilegales

Según los datos actualizados del último balance emitido por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), hasta el 19 de diciembre llegaron a Andalucía un total de 9.858 inmigrantes ilegales. A dichas entradas ilegales hay que sumar las casi 300 (296) contabilizadas en los últimos dos días. En total, a fecha 22 de diciembre, han sido 10.154 los inmigrantes que han llegado a costas andaluzas por la vía de la ilegalidad.

Monitorización de entradas a Andalucía, Ceuta, Melilla, zona de Levante y Baleares a fecha 19 de diciembre – Fuente: ACNUR

Existe por otro lado una cifra de la que jamás tendremos conocimiento. En lugares como Almería, el número de agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) no son suficientes. Una situación que ya se ha venido denunciando en reiteradas ocasiones por parte de sindicatos y asociaciones del Cuerpo Nacional de Policía y Guardia Civil. Una inferioridad numérica de efectivos que, ante una llegada masiva de embarcaciones, no consigue interceptar la totalidad de las que llegan a costas de la provincia.

Las más de 10.000 llegadas ilegales contabilizadas hasta la fecha superan ya en más de un 4,5 por ciento a las contabilizadas el año pasado, cuando a fecha 20 de diciembre habían llegado un total de 9.713 inmigrantes ilegales, según consta en los registros de ACNUR.

Sirios y bangladeshíes entre las nacionalidades llegadas a Almería

La nacionalidad de los inmigrantes ilegales llegados a costas almerienses es cada vez más diversa; Argelia, Marruecos, Túnez, Egipto, Siria, Bangladesh, Afganistán o Irak, son algunos de los países que se están registrando en este 2021. Hasta hace un año la mayor parte de los ilegales llegados a la provincia de Almería eran argelinos, pero aunque continúan siendo mayoría, hay otras nacionalidades que se abren camino y elevan el nivel de alerta ante inmigrantes ilegales que proceden de zonas de alta radicalización islámica.

Es el caso de Bangladesh, una nacionalidad que comenzó a darse de forma reiterativa en la zona del Mediterráneo Central. Tanto es así, que diversas investigaciones a las que tuvo acceso el conocido digital alemán WELT, arrojaron que estos inmigrantes ilegales pagaban por un viaje con destino a Europa la cantidad de 10.000 euros. “El paquete incluía el vuelo a Trípoli, el transporte al mar y la travesía a Italia”, citó una investigación iniciada por Alfred Hackensberger y Thorsten Jungholt. Según el digital alemán, los bangladesíes llegaban en avión a Libia desde El Cairo, Egipto, Dubái o Turquía, ya que la embajada libia en Dhaka, la capital de Bangladesh, expedía visados a cambio de 1.500 dólares de soborno.

Aunque aún hay diversas investigaciones abiertas al respecto, fuentes de FRONTEX consultadas por La Gaceta de la Iberosfera, ya apuntan hacia un modus operandi similar con el que estos inmigrantes ilegales podrían estar accediendo a visados en Marruecos o Argelia con la finalidad de ingresar ilegalmente a Europa.

En cuanto a Siria, estos inmigrantes ilegales podrían estar siendo desplazados desde Libia por mafias marroquíes ante el fortalecimiento de controles en el Mediterráneo Central. En este caso, algunos de los inmigrantes ilegales llegados a Almería han pagado hasta 5.000 euros, según arrojan diversos operativos policiales.

Deja una respuesta