Así festeja la extrema izquierda en Chile el derribo de la Virgen María

ATAQUE A LOS CATÓLICOS

La extrema izquierda conmemoró el aniversario de las protestas contra el Gobierno en Chile, que desataron una profunda crisis política e institucional, con el incendio de dos iglesias en el centro de Santiago, la capital.

El primer santuario en arder fue la Iglesia San Francisco de Borja, usado regularmente por el cuerpo policial de Carabineros para ceremonias institucionales. Allí un asaltante encauchado derribó una figura de la Virgen María ante el festejo de los presentes.

Después incendiaron la Iglesia de la Asunción, una de las más antiguas de la capital, con más de un siglo y medio de antigüedad.

Desde la Conferencia Episcopal del país se ha señalado que las agresiones, saqueos y ataques a lugares de oración demuestran que “no hay límites para quienes exacerban la violencia”. “Nos duele ver un templo patrimonial de Santiago destruido y que se festeje la destrucción”, han añadido los obispos en un comunicado.

Deja una respuesta