PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Biden culpa a las empresas del desabastecimiento en la primera potencia del mundo

'Si el sector privado no se emplea a fondo, vamos a exigirles que actúen'
El presidente de EEUU, Joe Biden. Reuters

Tirar balones fuera es el deporte favorito de cualquier mal mandatario, y el presunto presidente Joe Biden lo está convirtiendo en un hábito irritante. El desastre del día es el desabastecimiento, los problemas en la cadena de suministros, las baldas vacías en las tiendas. Y la culpa, claro, la tienen las empresas, que deben ser masoquistas.

Biden advirtió este miércoles a las empresas que no están haciendo lo suficiente para resolver el problema de los puertos saturados y los retrasos en las entregas de mercancías. «Necesitamos que los minoristas que encargaron las mercancías y los transportistas que llevan las mercancías de los barcos a las fábricas y almacenes se esfuercen más», ha dicho Biden en un discurso en la Casa Blanca.

El problema es, realmente, singular para un país del Primer Mundo, no digamos para la primera potencia económica. Los retrasos se alargan mientras los cargueros se ven obligados a esperar durante semanas a descargar sus mercancías, frustrados por la falta de mano de obra.

«Si el sector privado no se emplea a fondo, vamos a convocarles y a exigirles que actúen», dijo el presidente, que se ha reunido en la Casa Blanca con representantes de Wal-Mart, Target, y Home Depot, tras lo cual anunció que estos grandes minoristas se habían comprometido a contratar horas extra para descargar sus productos.

Biden culpa a las empresas de haber adaptado sus cadenas de suministro para aumentar su eficiencia antes de que la pandemia de coronavirus -perdón: la reacción política a la pandemia- trastocara los planes de todo el mundo.

Walmart dijo que «aumentaría significativamente el horario nocturno y proyecta que podría aumentar el rendimiento hasta en un 50 por ciento durante las próximas semanas». Mientras tanto, UPS se compromete a operar 24 horas al día, 7 días a la semana «y mejorar el intercambio de datos con los puertos» para sacar más contenedores de los puertos, dijo la Casa Blanca.

Por su parte, FedE «trabajará para combinar un aumento del horario nocturno con cambios en el uso del transporte por carretera y ferrocarril para aumentar el volumen de contenedores que sacará de los puertos».

UPS y FedEx enviaron aproximadamente el 40% de la paquetería en Estados Unidos por volumen en 2020, dijo la Casa Blanca. Un funcionario de la Casa Blanca dijo a los medios de comunicación el miércoles que FedEx, UPS y Walmart se moverán hacia un horario de trabajo 24 horas al día, 7 días a la semana.

Deja una respuesta