El Gobierno izquierdista de Costa Rica, incapaz de poner freno al crecimiento de la pobreza

DESEMPLEO

El número de personas que viven en pobreza en Costa Rica creció este año a niveles no vistos en casi tres décadas debido a los efectos de la pandemia del coronavirus, mostraron el jueves cifras oficiales.

La cantidad de hogares pobres en la nación centroamericana aumentó a 420.000 hasta julio, un 26,2% del total, su mayor nivel desde 1992, informó el instituto nacional de estadística en un comunicado. Hasta julio de 2019, la pobreza afectaba a 335.895 de los hogares.

El virus ha contagiado hasta ahora a 93.152 personas y cobrado la vida de 1.159 en el país, que enfrenta una severa contracción económica derivada de las restricciones para intentar frenar su propagación.

Según datos oficiales, la epidemia ha provocado una escalada en el desempleo hasta un 24% de la población activa, mientras el Gobierno izquierdista cuenta con una ola de protestas contra las medidas económicas presentadas para negociar un acuerdo de salvamento con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Costa Rica está gobernado por Carlos Alvarado Quesada, del Partido Acción Ciudadana (PAC). Alvarado fue elegido en abril de 2018 con una amplia mayoría. Este partido de ideología de izquierda lleva gobernando desde 2014 y ha demostrado su incapacidad para gestionar, tanto la economía de un país que se está hundiendo a marchas forzadas, como la pandemia, que ha afectado mucho más al desempleo y a todas las actividades económicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *