PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Canarias recibe más de 1.200 inmigrantes ilegales en menos de un mes

LAS LLEGADAS SE INCREMENTAN MÁS DE UN 400% CON RESPECTO A 2020
Los inmigrantes hacen cola en el Muelle de Arguineguín, en Gran Canaria, Canarias. EUROPA PRESS

El pasado jueves 24 de junio ACNUR hizo públicas sus últimas estadísticas relativas a inmigración ilegal en España. Según el informe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, a fecha 20 de junio de este año, un total de 12.415 inmigrantes han accedido a España de manera ilegal, cifras que suponen un incremento del 50% con respecto a los datos del año pasado. Si bien la presión migratoria sobre costas peninsulares ha ido en constante aumento, esta presión ha pesado más notablemente sobre las ya castigadas Islas Canarias. Los flujos migratorios sobre el archipiélago siguen sin detenerse y no paran de aumentar cada mes.

Acorde a los datos reflejados en este último análisis de ACNUR, desde el pasado 14 de junio hasta la finalización de la pasada semana, han accedido a España un total de 794 inmigrantes, lo que supone un aumento con respecto a la segunda semana de junio cercano al 180% y que, en comparación con los datos que se reflejaron para la misma semana en el año 2020, suponen un incremento de llegadas ilegales superior al 200%. La media semanal de llegadas para el mes de junio ya se encuentra en más de 500 inmigrantes ilegales a la semana, un 98% más que las cifras que se registraron el año pasado.

Último análisis emitido por ACNUR

El citado informe sigue sin reflejar los datos relativos a las llegadas masivas que tuvieron lugar sobre Ceuta y Melilla, en uno de sus apartados se llega a especificar que estas cifras no son publicadas porque el Gobierno aún no ha facilitado esta información. El ministerio del Interior sigue sin comunicar el total de entradas que tuvieron lugar en ambas ciudades autónomas, casi un mes después, esta cifra se mantiene en el aire. Pese al silencio sepulcral del Gobierno, desde la IOM, a través del proyecto Missing Migrants, sí que se deja constancia de un nivel de entradas por vía terrestre superior a 9.700 inmigrantes ilegales en lo que llevamos de año, una cifra que dista mucho de las 857 entradas reflejadas por Interior en su último balance emitido el pasado 17 de junio. Si ya se tiene constancia de un volumen de entradas exactas desde organismos ligados a la ONU, ¿por qué el Gobierno no hace públicas estas entradas? Algunas fuentes policiales ya apuntan hacia un control sobre las variaciones porcentuales para que no se vean reflejados aumentos exponenciales de entradas como motivo principal de la ocultación de estos datos.

Más de 1.200 inmigrantes ilegales en menos de un mes

Según el balance de ACNUR, del 14 al 20 de junio han tenido lugar un total de 450 entradas a las Islas Canarias y desde el 1 al 13 de junio un total de 305. Si tomamos los datos facilitados por los servicios de emergencia en Canarias, desde el inicio de esta semana a fecha 25 de junio han llegado 481 inmigrantes ilegales al archipiélago canario. En resumen, desde el inicio del mes de junio han accedido ilegalmente a las islas más de 1.200 inmigrantes.

Con estos datos y a falta de la emisión del último informe del ministerio del Interior, ya podríamos afirmar que las llegadas ilegales a las Islas Canarias superan la barrera de las 6.000 en lo que llevamos de año, y se quedan muy cerca de llegar a los 6.500 inmigrantes ilegales. Comparando los datos actuales (1.236) con las cifras que arrojan los balances del 2020 para el mes de junio (225), el aumento de accesos ilegales al archipiélago canario ya experimenta un incremento superior al 400% (449,33).

En resumen, el panorama actual no es nada tranquilizador. Si ya este desafío migratorio arroja cifras realmente alarmantes a nivel nacional, cuando focalizamos el análisis sobre Canarias, los incrementos resultan realmente preocupantes. Los flujos de entradas no se detienen, los puntos de salida de esta inmigración ilegal cada día están más activos y el actual Gobierno es incapaz de encontrar una solución determinante a un grave problema que atenta contra la integridad territorial de España y contra todos los pilares sociales y económicos de unas islas que, devastadas por la debacle turística que ha supuesto una pandemia, ahora tienen que sumar el grave daño que está suponiendo esta invasión sin precedentes.

Deja una respuesta