PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El rentable negocio del tráfico de inmigrantes: las mafias se embolsan más de 1.500 millones

en traslados de ilegales a europa
Una patera localizada en el mar de Alborán. EUROPA PRESS

Octubre de 2018: un año en el que se batieron todos los récords de la inmigración ilegal tras la llegada de Sánchez al poder, y un mes en el que España recibió más de 10.000 inmigrantes ilegales, un flujo de entradas jamás experimentado antes sobre las fronteras españolas.

A través del Diario de Ibiza, el periodista José María Alonso, recoge el testimonio de los 44 argelinos que llegaron a Formentera durante la madrugada del pasado sábado 13 de octubre. Según declaraciones al digital balear, estos inmigrantes declararon haber pagado en torno a unos 80.000 euros a las mafias por el viaje, aproximadamente unos 1.800 euros por persona. La cifra no sería tan alarmante si no tuviésemos en cuenta que el salario medio en Argelia es de aproximadamente unos 238 euros al mes. Una argelino medio tiene, según este precio, que prescindir de su salario durante más de medio año para poder venir a España.

     Diario de Ibiza – Lunes 15 de octubre

El episodio citado con anterioridad tuvo lugar en uno de los mejores momentos para las mafias de la inmigración ilegal, tanto fue así, que el 2018 cerró con cifras devastadoras que nos situaron ante el acceso de más de 64.000 inmigrantes ilegales a España. Más del 80% de estas entradas tuvieron lugar tras la llegada de Sánchez al poder y desde entonces no han parado de ir en aumento. Como tampoco han mermado las ofertas de los traficantes radicados en el continente africano, que ofrecen la llegada a costas españolas a través de diferentes puntos de salida, desde Nuadibú (Mauritania) pasando por El Aaiún (Sahara Occidental) o desde Cabo Espartel a la Bahía de Alhucemas (Marruecos), sin olvidar las nuevas rutas activas en Argelia, país desde el que ya se detectan al menos tres puntos calientes de partida hacia costas andaluzas, la zona de Levante y Baleares.

En febrero de este 2021, la Guardia Civil y la Policía Nacional desarticularon un importante entramado delictivo dedicado al tráfico de drogas y el transporte de inmigrantes a la Península desde Melilla con un total de ocho detenidos. El grupo cobraba a cada inmigrante por acceder a España ilegalmente un total de 2.000 euros por el trayecto en embarcación desde Melilla a las costas andaluzas. Durante los primeros meses del año tuvieron lugar dos operaciones más, todas enmarcadas en la denominada operación Limestone, en la que los implicados se dedicaban a trasladar a inmigrantes desde las costas de Argelia a España.

En el mes de junio, tuvieron lugar dos nuevas operaciones contra las mafias de la inmigración ilegal. En Canarias, la Guardia Civil detuvo a dos miembros de una organización criminal en el marco de la operación Sparrow dedicada a favorecer la entrada de inmigrantes ilegales desde Marruecos hasta las costas de las Islas Canarias. La organización cobraba 2.000 euros por plaza en los trayectos hacia el archipiélago.

En Almería, el pasado 15 de junio la Policía Nacional detuvo a tres hombres de origen argelino acusados de patronear al menos dos embarcaciones con un total de 28 inmigrantes ilegales a los que, según fuentes de FRONTEX, habían cobrado por el trayecto unos 4.900 euros. Ese mismo día, también en la provincia almeriense, se interceptó otra embarcación cercana a la localidad de San José, en la que viajaban 16 inmigrantes de origen argelino que completaron el trayecto en poco más de 4 horas y, según fuentes de las FCSE, pagaron la cantidad de 2.900 euros por el viaje desde las costas de Argelia hasta España.

El negocio es aparentemente rentable, pero, ¿ cuánto llegan a ganar las mafias gracias a la inmigración ilegal?

7.000 millones de dólares en 2016

Para conocer la magnitud del volumen de negocio que gira en torno al tráfico de inmigrantes ilegales es necesario remontarse al informe emitido en junio de 2018 por la United Nations Office on Drugs and Crime (UNODC). Según los datos revelados por el citado análisis del organismo dependiente de Naciones Unidas, solo durante el año 2016 pasaron por las manos de las mafias “como mínimo 2,5 millones de inmigrantes” los cuales reportaron “un rendimiento económico de entre 5,5 y 7 mil millones de dólares«. Lo equivalente a lo que países como Estados Unidos (7.000 millones) o la Unión Europea (6.000 millones) habían gastado en ayuda humanitaria o en programas para ayudar a controlar la inmigración ilegal.

Acorde a los datos recogidos en el informe de la UNODC, las ganancias de los traficantes provienen en su totalidad de aquellas tarifas que establecen a los inmigrantes por sus servicios. Estos precios son determinados en gran medida por la distancia del trayecto, el número de pasos fronterizos a sortear, las condiciones geográficas, los medios de transporte utilizados y el uso, en algunos casos, de documentos de identidad falsos para facilitar la entrada de estos inmigrantes ilegales. Las tarifas no son fijas y varían según el perfil de estos inmigrantes y su poder adquisitivo.

Estudio publicado por la UNODC en junio de 2018

En cuanto a los datos que afectan a Europa, directa o indirectamente, el estudio de la UNODC arroja los datos de mayor impacto del informe. Según el texto, los movimientos que se producen desde África Occidental a África del Norte implican aproximadamente a 380.000 inmigrantes anuales que reportan a las mafias beneficios que van desde los 760 a los 1.000 millones de dólares al año, acorde a estudios del 2016. Los flujos migratorios que implican trayectos desde el cuerno de África a Libia y el mar Egeo movilizan alrededor de 100.000 inmigrantes ilegales al año que repercuten sobre los traficantes unos beneficios que parten desde los 300 a los 500 millones de dólares anuales (rango del análisis 2013-2015).

Según este informe, los mayores beneficios se consiguen con viajes a Europa, donde las rutas del Mediterráneo ocupan la mayor parte del protagonismo. Estos trayectos implican la movilidad de aproximadamente 375.000 personas cada año y en el 2016 la estimación de ingresos anuales para las mafias osciló entre los 320 a los 550 millones de dólares. Las rutas desde la zona de Yemen implican el movimiento de alrededor de 110.000 inmigrantes anuales que reportan a los traficantes un beneficio menor, aún así, estos van desde los 9 a los 22 millones de dólares por año. Algo más en aquellos flujos que parten desde el continente asiático, que movilizan a más de 160.000 personas al año y dejan a las mafias al menos 300 millones anuales.

Este estudio recoge también que, en 2016, llegaron a los principales países afectados (Grecia, Italia, Bulgaria y España) cerca de 34.000 menores extranjeros no acompañados, Según afirma, en esta línea, Jean-Luc Lemahieu (Director de Análisis de Políticas y Asuntos Públicos de la UNODC), todo esto «es un crimen global que requiere acción global, incluida la mejora de la cooperación regional e internacional y las respuestas nacionales en materia de justicia penal».

Estimaciones actuales

Dado que el informe data de un análisis centrado en los flujos migratorios del año 2016, resulta obligado apuntar hacia un cálculo de datos más actual. La magnitud del negocio que repercute esta inmigración ilegal oxigenada por las ONG y las formaciones de izquierda a las mafias, es una evidencia indiscutible a tenor de los datos arrojados por la UNODC. Aún así, no se deben olvidar el volumen de movimientos actuales, ni las tarifas que se vienen manejando actualmente acorde a las diferentes operaciones contra el tráfico de inmigrantes llevadas a cabo por FRONTEX, la Guardia Civil y la Policía Nacional.

El análisis que nos ocupa sitúa el precio de los trayectos a través del Mediterráneo entre los 850 y los 1.450 dólares por persona. Partiendo de esta base y analizando las investigaciones policiales que datan desde el año 2017 en adelante, esta cifra ha ido en aumento y supone actualmente una media por trayecto cercana a los 2.000 euros. Si bien es cierto que el volumen de personas implicadas ha disminuido en el conjunto conformado por Malta, Chipre, Grecia, Italia y España.

Partiendo de los datos que nos proporciona semanalmente ACNUR y tomando datos actualizados a fecha 13 de junio, desde el año 2017 los flujos migratorios del Mediterráneo han implicado el movimiento de algo más de 580.000 inmigrantes ilegales que habrían pagado, según datos de las operaciones policiales de los últimos años, una media de 2.000 euros por trayecto. Estas cifras nos sitúan en unos beneficios para las mafias de 1.160 millones de euros, incluidos aquellos trayectos registrados hacia el archipiélago canario.

En conclusión, las mafias se habrían embolsado con los trayectos hacia Europa más de 1.500 millones de euros, una cifra que dista bastante de todas aquellas partidas económicas dedicadas por las diferentes administraciones europeas para tratar de paliar esta inmigración ilegal oxigenada por las élites y las formaciones de izquierda.

Los ganadores de la partida son las mafias y su red de colaboradores enmascarados tras organizaciones no gubernamentales. Los perdedores son los miles de inmigrantes que mueren por el camino y los ciudadanos que sufren las nefastas consecuencias de esta inmigración ilegal y descontrolada.

Deja una respuesta