'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Ha sido amenazada de muerte por ejercer su profesión

Claudia Toro, periodista peruana: ‘La libertad de prensa ha sido restringida por el Gobierno de Pedro Castillo’

La periodista peruana Claudia Toro, durante la emisión de su programa en PBO

No solo la economía y las instituciones de la frágil democracia peruana se han visto abatidas por el huracán llamado Pedro Castillo. También la libertad de prensa, otro derecho precario en el país andino, se ha visto mermado tras la llegada al poder de la camarilla comunista servil a los intereses del Foro de Sao Paulo.

En sintonía con sus principales referentes, las dictaduras de Cuba y Venezuela, Castillo y sus secuaces han dispuesto su artillería pesada contra la prensa opositora, aquella que no dudó en cuestionar los resultados de las elecciones generales 2021, cuando docenas de electores denunciaban en redes sociales una serie de presuntas irregularidades cometidas en mesa a la hora del conteo de votos.

Y fue la prensa contraria a los planes de Perú Libre -el partido oficialista cuyo ideario político sostiene que “el socialismo no aboga por la libertad de prensa”- la que descubrió los vínculos del actual gobierno con la subversión comunista y la corrupción, destacando el destape sobre la casa de Sarratea, un domicilio que Castillo habría utilizado para reunirse clandestinamente con empresarios y altos funcionarios.

Conversamos con Claudia Toro, periodista, conductora del programa PBO con Claudia Toro y reportera estrella del noticiero político Beto a Saber, una de las mujeres de prensa más importantes del Perú, hoy prácticamente al borde del exilio tras recibir numerosas amenazas de muerte por denunciar los presuntos delitos que estarían cometiendo impunemente tanto Pedro Castillo como su círculo más íntimo.

De acuerdo con tu experiencia como reportera haciendo trabajo de campo, ¿Has notado alguna diferencia drástica en el trato hacia la prensa desde que asumió la presidencia el señor Pedro Castillo? ¿La hostilidad hacia la prensa ha incrementando o se ha mantenido igual?

La hostilidad contra la prensa aumentó desde la cobertura de la segunda vuelta electoral, cuando empezó la investigación periodística del entonces candidato Pedro Castillo. Como había pasado a la segunda vuelta con la candidata Keiko Fujimori, y era el favorito según las encuestas, la prensa empezó a hacerle un seguimiento.

Era un papel fundamental para la prensa conocer quien era Pedro Castillo. Conforme se hicieron las investigaciones, Pedro Castillo figuraba en un expediente de la Dirección contra el Terrorismo, una unidad de la Policía Nacional del Perú, debido a sus nexos y afiliaciones con personas integrantes del Movadef [Movimiento por la Amnistía y Derechos Fundamentales], una organización política fachada del grupo terrorista Sendero Luminoso. El Movadef, creado por el cabecilla terrorista Abimael Guzmán, buscaba participar en elecciones, y para ello habían conseguido planillones para juntar firmas.

Dentro de los firmantes se encontraron aproximadamente 10 mil maestros a nivel nacional, muy bien organizados. Esto evidenciaba que el magisterio había sido infiltrado por Guzmán y Sendero Luminoso. En el expediente que encontramos había videos, fotografías, seguimientos de Pedro Castillo reunido de manera clandestina con personas procesadas por terrorismo. De Castillo no sabíamos mucho, salvo que era el candidato del partido de Vladimir Cerrón, un militante marxista, agente castrista [Cerrón estudió becado en Cuba para seguir estudios de medicina] y exgobernador sentenciado por corrupción, con más de 300 procesos en la Fiscalía. Sus seguidores eran muy hostiles con la prensa. Si les cuestionabas sobre estos casos y denuncias, te empujaban, golpeaban. Hay varios casos de reporteros atacados por seguidores de Castillo y Cerrón, que impedían a toda costa que la prensa hiciera su trabajo, que era preguntarle a Castillo sobre estos vínculos con el Movadef, sobre los casos de corrupción que involucraban a Cerrón y al partido que lo estaba llevando como candidato.

Has pasado de ser una periodista poco expuesta al ojo público a convertirte en una especie de celebridad, gracias a tu trabajo como reportera estrella en el noticiero Beto a Saber en Willax Televisión. ¿Cómo ha impactado esto en tu vida?

Antes de la campaña presidencial yo era una reportera de televisión como otros colegas que trabajan activamente cubriendo noticias políticas en Lima. Cuando gana Pedro Castillo la presidencia, ocurren una serie de hechos irregulares que nos obligaron a reportar el fraude electoral que denunciaban cientos de votantes y miembros de mesa a nivel nacional.

Iniciamos una investigación para saber que era lo que pasaba, y descubrimos que figuraban cientos de personas fallecidas en el padrón electoral, incluso nombres de niños que habían muerto a los tres meses de vida y que figuraban en el padrón electoral. “Los habían hecho crecer”, que habían cumplido 30 años y les habían asignado un documento nacional de identidad. Y así encontramos muchos casos. El Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) nunca supo responder, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (Onpe) tampoco abrió el padrón electoral para cerciorarnos, ningún despacho fiscal abrió una investigación.

Los medios que habíamos investigado estas irregularidades, que habíamos sido acuciosos, terminamos siendo marcados como enemigos del gobierno recién proclamado. Terminamos siendo marcados para luego ser agredidos, vapuleados, ignorados por las autoridades, agredidos en las calles. Cuando tuve que enfrentarme a todo esto, me di cuenta que estaba sola. Desde la proclamación de Pedro Castillo hasta diciembre del año pasado atravesé momentos bastante difíciles, y mientras más nos atacaban y utilizaban todo el aparato del Estado para amedrentarnos; a mi me denunciaron varios ministros sin ningún fundamento, fue creciendo el respaldo de la población y la popularidad. Seguimos trabajando con la misma intensidad que hace ocho o nueve meses atrás, y la audiencia nos respalda viéndonos.

¿La libertad de prensa en el Perú está amenazada por el gobierno de Pedro Castillo?

La libertad de prensa en el Perú ha sido restringida por el gobierno de Pedro Castillo. Todavía no han tomado los medios de comunicación con tanques, pero lo que hacen es denunciarte en masa, hacer un cargamontón en la Fiscalía para que los periodistas ya no investiguen, para intimidarlos. Estamos hablando de un gobierno que tiene un perfil dictatorial. Uno de ellos es dirigir el presupuesto estatal hacia los medios de comunicación que hablan bien de ellos. La Corporación Universal, que tiene a radio Exitosa y radio La Karibeña, entre otros, prácticamente se ha convertido en vocera del gobierno, al mismo estilo de Chávez en Venezuela.

Hace unos días, cuando intentaba sacarle unas declaraciones al congresista Guillermo Bermejo, imputado por haberse reunido con terroristas, fui atacada por su asesor y cerca de veinte personas que le rodeaban. A Bermejo no le gusta declarar, solo responde con insultos, que somos prensa basura.

¿Y qué te motiva a continuar con tu labor a pesar de los ataques? Recientemente denunciaste que fuiste amenazada de muerte.

Yo sé que el sujeto que me amenazó de muerte pertenece a un organismo internacional, esto lo sé por informes y los primeros reportes del perfil de esta persona. Estoy segura de que terminaré asilada en otro país, porque la amenaza autoritaria avanza rápidamente, una amenaza que está copando todas las instituciones del Estado. En el Perú, más allá de la crisis económica y sanitaria, estamos padeciendo el control autoritario, dictatorial, de un grupo que ha tomado el control de todo el aparato estatal.

Las instituciones que imparten justicia tampoco ofrecen las garantías para vivir seguros en un país democrático, y sin democracia no hay libertad de prensa. Y si no hay prensa independiente en un país, estás expuesto a que cualquier cosa te pueda suceder y nadie se entere, no pasó nada. Voy a seguir trabajando motivada a preservar ese pequeño porcentaje de prensa independiente. Lo único que me apena es que vamos a perder en el Perú todo lo que hemos ganado, que es la democracia y la independencia de poderes, la libertad de prensa y el derecho del pueblo, ese al que tanto se refiere Castillo en sus arengas, a la información. Yo creo que el pueblo peruano, que trabaja, que se esfuerza, que sostiene al Estado con sus impuestos, sabrá como recuperarse y hacer del Perú un país grande.

Este domingo 20 de marzo, la Defensoría del Pueblo rechazó las amenazas contra Claudia Toro, pidiendo que las autoridades tomen las acciones efectivas para atender el caso.

“Rechazamos amenazas y agresiones contra la periodista Claudia Toro. Estado incumple en el caso su deber de garantizar la labor de mujeres y hombres de prensa. Autoridades deben atender el caso con celeridad y tomar acciones efectivas de protección”, tuiteó la institución.

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter