«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
MILES DE PERSONAS PIDEN LIBERTAD PARA LOS PRESOS POLÍTICOS

Crece la tensión en Rusia: más de 1000 detenidos en las protestas por la salud de Navalny

La policía rusa detuvo el miércoles a 1000 manifestantes que participaban en varios actos celebrados en protesta por el estado de salud del crítico del Kremlin Alexei Navalny, en huelga de hambre en la cárcel.

Los partidarios del opositor más destacado del presidente ruso Vladimir Putin temen que pueda morir pronto y exigen que se le preste una atención médica adecuada. Las autoridades rusas afirman que se lo ha tratado como a cualquier otro preso, y han advertido que las manifestaciones son ilegales.

El enfrentamiento sobre el destino de Navalny se ha convertido en otro punto álgido en las relaciones de Moscú con Occidente, ya agravadas por las sanciones económicas, las expulsiones diplomáticas y el refuerzo militar ruso cerca de Ucrania.

La portavoz de Navalny, Kira Yarmysh, y su estrecha aliada Lyubov Sobol fueron detenidas cerca de sus domicilios en Moscú, horas antes de que una manifestación en la capital rusa confluyera en una plaza cercana al Kremlin.

En la región del Extremo Oriente ruso, entre 200 y 300 personas salieron a las calles a apoyar a Navalny en la ciudad de Vladivostok, algunas de ellas con pancartas que decían «Libertad para los presos políticos» y «¡No a la guerra, las represiones y la tortura!».

«Todo el mundo se da cuenta de que las autoridades actuales no tienen nada nuevo que proponer para el país. Necesitamos una nueva generación de políticos. Yo veo a Navalny como uno de ellos», dijo Ilya, un estudiante de 19 años.

Los manifestantes se trasladaron a una plaza junto a la estación de tren de la ciudad, ya que un conjunto de furgones policiales había entrado en la plaza central donde tenían previsto reunirse.

Decenas de furgones policiales se desplegaron en el centro de Moscú. La plaza donde los activistas esperaban reunirse fue acordonada con barreras metálicas, al igual que la Plaza Roja, según mostraron las imágenes del canal de televisión Rain.

Los aliados de Navalny dijeron que se reunirían primero en otros dos lugares del centro de Moscú.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, calificó de «deplorable» que los aliados más cercanos de Navalny hubieran sido detenidos antes de las protestas.

Otro ayudante de Navalny, Ruslan Shaveddinov, publicó en la red social Twitter: «Ahora mismo en toda Rusia están deteniendo a posibles manifestantes. Esto es represión. Esto no se puede aceptar. Tenemos que luchar contra esta oscuridad».

.
Fondo newsletter