«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Las exportaciones se resienten

La invasión de Ucrania pasa factura a los sectores florícola y bananero de Ecuador

Foto: EuropaPress
Bandera de Ecuador. Europa Press

Aunque la guerra se está dando en Europa, el impacto económico llega hasta Sudamérica. El conflicto bélico entre Rusia y Ucrania le cuesta millones de euros a Ecuador, más ahora en marzo.

Esta semana esto se percibirá con más fuerza. El 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, solía ser un pico de ventas en rosas, producto vendido a Rusia, el tercer comprador más grande después de EE.UU. y la Unión Europea.

Únicamente ese día produce en promedio 18 millones de euros en rosas (la sexta parte de los 110 millones de euros que Rusia, Bielorrusia y Ucrania importan del Ecuador al año). Sumando las demás flores, el 40% de las exportaciones florícolas de Ecuador están destinadas a Eurasia, produciendo así 341 millones de euros al año.

Si bien las florícolas ecuatorianas tuvieron la precaución de enviar las rosas con anticipación, ante un posible ataque que finalmente sí se materializó, los importadores rusos todavía acarrean una deuda cada vez más difícil de pagar dado el aislamiento económico contra Rusia por medio de las sanciones, sumado a la estrepitosa caída del rublo. Los compradores de Ucrania y Rusia todavía les deben alrededor de 33 millones de euros a los floricultores ecuatorianos al sumar las ventas de San Valentín y el Día de la Mujer juntos.

El 8 de marzo es particularmente importante en Rusia, ya que marca el inicio de la revolución bolchevique (comunista). Comúnmente se cree que el origen está en una fábrica textil en EE.UU., en donde murieron centenares de trabajadoras (y de trabajadores masculinos que han sido excluidos del relato oficial). Pero la realidad es otra: el 8 de marzo de 1917 fue un antes y después en la historia. Solo que en el marco de la Guerra Fría, la ONU optó por invisibilizar el legado soviético y priorizar fusionar la causa obrera en Occidente con la lucha feminista.

Sin embargo, en las últimas décadas se ha convertido en una fecha comercial, logrando que el capitalismo supere al socialismo en materia cultural. No obstante, ante la situación actual, todo esto se ha limitado severamente.

Después de la paralización del 2020 por causa de la pandemia del coronavirus, las importaciones de flores en Rusia aumentaron un 65% en el primer semestre del 2021, lo que en dinero equivale a 88 millones de euros en comparación al mismo periodo de 2020. Dicha cifra superó los niveles pre-pandémicos incluso, tomando como referencia junio en 2019. Solo las rosas produjeron para Ecuador 64 millones de euros en importaciones.

Y no es nada en comparación a lo mucho que le exporta Ecuador a Rusia. Las exportaciones a Ucrania, Rusia y Bielorrusia superan los 1,11 mil millones de euros, de los cuales 920 millones son rusos, según cifras del Banco Central.

Como los puertos y aeropuertos de Ucrania están cerrados desde el 23 de febrero del 2022, Ecuador ha perdido el 22,5% de su mercado bananero, que se dirige a Rusia y apenas el 2,5% a Ucrania.

Los cinco principales productos no petroleros que exporta Ecuador tanto a Rusia como Ucrania son: banana, flores, camarón, pesca fresca y enlatados, y café industrializado. Rusia además le compra al Ecuador brócoli, plátano y cacao, y elaborados.

Al ser Ecuador el principal exportador de banana en el mundo, perder cerca de un cuarto de su mercado sí genera un impacto. Por lo cual la nación sudamericana ya está buscando nuevos mercados, entre ellos en países islámicos en el Medio Oriente y el Norte de África, como Argelia.

Por último, el conflicto entre Ucrania y Rusia ha encarecido el precio mundial del combustible. Esto tiene un doble efecto en Ecuador. Por un lado es positivo porque aumentan los precios del petróleo, a la par que es negativo porque encarece el precio del combustible.

Esto se agrava debido a que las tres refinerías del Ecuador no tienen capacidad de crear combustible, y por ende Ecuador lo debe importar. Mientras no haya un panorama de resolución de conflicto pronto, ese es el horizonte difícil que le tocará transitar económicamente al país sudamericano.

TEMAS |
.
Fondo newsletter