«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
asumirá el cargo como presidente de Perú este miércoles

El Foro de Sao Paulo se moviliza ante la toma de posesión de su ‘camarada comunista’ Castillo

El presidente de Perú, Pedro Castillo. Reuters

Pese a la infinidad de irregularidades denunciadas, a las miles de firmas falsas, a los innumerables votos fraudulentos de personas que no figuraban en el censo electoral, y a los serios errores de transcripción en el sistema de digitalización de las actas en las cuales se perdieron cantidades sustanciales de votos que iban para la candidata Keiko Fujimori, el lunes 19 se hizo efectiva la proclamación oficial del comunista Pedro Castillo como presidente electo de Perú después de que los jurados electorales tardaran casi dos meses en procesar y rechazar más de mil recursos e impugnaciones por supuesto «fraude».

Pese a que hubo lugares donde «los muertos votaron» porque no fueron retirados del padrón electoral y lugares donde los menores también votaron o donde niños aparecieron como presidentes de Mesa, el nuevo mandatario asumirá el cargo el próximo 28 de julio, día en que finaliza su mandato el actual presidente interino Francisco Sagasti.

El acto de transmisión del mando coincide precisamente con los festejos por el Bicentenario de la Independencia, que se declaró el 28 de julio de 1821, cuando ante la plaza de armas de Lima, el general José de San Martín proclamó la independencia y presentó la bandera nacional.

Para este evento, el presidente argentino, Alberto Fernández, ya ha confirmado su participación: «Se decidió viajar a Perú porque quiere participar en persona de la asunción presidencial de Pedro Castillo», aseguró una fuente confiable de Cancillería.

Dado el contexto de la situación que se vive, y a la luz de los acontecimientos finales, el propio Foro de Sao Paulo fue quien salió triunfante en la región. «El Foro de Sao Paulo planificó y ejecutó un fraude para beneficiar a Pedro Castillo en desmedro de Keiko Fujimori, quien mostró indicios claros de esta acción en una conferencia de prensa. Este fraude tuvo varias etapas, iniciando con la manipulación e impugnación de actas por parte de personeros de Perú Libre», denunció la senadora colombiana, María Fernanda Cabal.

«Luego comenzó la segunda etapa del fraude electoral: presionar a las instituciones peruanas y a la propia Keiko Fujimori, a aceptar el triunfo de Castillo, antes de que se revisen las actas que contienen irregularidades». «Hubo declaraciones públicas de todos los miembros del Foro de Sao Paulo felicitando a Castillo por su ‘triunfo’, entre ellos, Alberto Fernández, Daniel Ortega, Luis Arce, Lula da Silva, etc», recordó la legisladora.

Para Argentina, el aniversario por los 200 años de la declaración de Perú como país independiente está vinculado a la figura de José de San Martín, quien el 28 de julio de 1821, ante la plaza de armas de Lima, proclamó la independencia y presentó la bandera nacional.

El jefe de Estado argentino se convirtió en uno de los primeros líderes del Foro de Sao Paulo en expresar públicamente su presencia en Lima. Cabe recordar, que en todo momento Alberto Fernández llamó «a que se respetara el resultado del balotaje del 6 de junio» (Castillo se había impuesto 50,165% de los votos), no tardó en reconocerlo como ganador y lo respaldó varias veces públicamente, junto al presidente boliviano Luis Arce y exmandatarios como Dilma Rousseff y Evo Morales.

«El primer objetivo que debemos tener y marcarnos es que se preserve la decisión popular, en este caso la decisión de los peruanos, que han elegido como su presidente a Pedro Castillo», señaló Fernández hace un mes en una reunión por Zoom en la que participó Castillo y en la que también intervinieron Arce, Rousseff, Morales y el exmandatario colombiano Ernesto Samper.

El Gobierno argentino considera que desde que terminó la primera vuelta, Castillo tuvo varios gestos de acercamiento. En primera instancia prometió, aunque sin éxito, convencer al gobierno saliente de Perú para que votara en favor de Christian Asinelli en la elección del presidente de la CAF, cargo que terminó quedando en manos del colombiano Sergio Díaz Granados.

Y luego compartió un zoom del grupo Hermandad, que coordinan el expresidente de Paraguay Fernando Lugo y los argentinos Eduardo Valdés (diputado nacional) y Oscar Laborde (diputado del Parlasur), del que también participó Alberto Fernández y en el que los participantes le dieron su apoyo.

El miércoles el mandatario argentino viajará a Perú con el canciller Felipe Solá, quien antes de su llegada a Lima tiene previsto participar de la cumbre de cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que componen 33 países de América del Sur y el Caribe, entre ellos Venezuela, Cuba y Nicaragua.

Para la ceremonia oficial, Alberto Fernández llegará con una comitiva en un gesto de claro respaldo a un mandatario que considera una apuesta propia y como muestra de apoyo directo hacia lo que considera un nuevo aliado para la región.

.
Fondo newsletter