'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Promueve un discurso contra todo el establecimiento político

El outsider Rodolfo Hernández acorta distancias en las encuestas a una semana de las elecciones en Colombia

El candidato presidencial colombiano Rodolfo Hernández. Europa Press

A una semana de las elecciones presidenciales en Colombia, las últimas encuestas revelan que los dos candidatos que hasta ahora van punteando han llegado a su techo y que el ingeniero Rodolfo Hernández parece estar acortando la distancia. La sorpresa tiene a muchos sectores pensando en la posibilidad de una tercera opción, entre el petrismo y quien terminó consolidándose como el candidato del Gobierno, Federico Gutiérrez. Hernández ha concentrado su campaña en cuestionar a los “políticos”, culpándolos de todos los problemas de Colombia. En todos los debates, en sus reuniones de campaña, en las entrevistas, responde a cualquier pregunta culpando a los “políticos ladrones” por los problemas de Colombia.

El 18 de mayo dio a conocer los que serían sus primeros decretos como jefe del Estado, a través de los cuales fusionaría ministerios, declararía la conmoción interior para enfrentar la “endemia en que se ha convertido la corrupción”, suspendería hasta el servicio de “tinto” (café) en la Presidencia y desmontaría embajadas y consulados. Todo, según afirma, porque la clase política colombiana se acostumbró a robarse los dineros públicos y se apoderó de cargos innecesarios en el Estado, solo para aceitar sus maquinarias electorales. Insiste también en que donará su sueldo como presidente, en que su campaña la financia con sus propios recursos y que lo único que quiere es trabajar para que los pobres, como lo fue él, tengan oportunidades y unos pocos “no se roben la plata”.

Hasta hace apenas unos meses Hernández parecía un candidato extraño, bastante atrevido y un poco grosero, para los estándares de la política colombiana. Esta semana, se acercó a Federico Gutiérrez en la encuesta del Centro Nacional de Consultoría para la Revista Semana del 19 de mayo, con un 19,1% de la intención de voto, frente al 20,8% que mantiene el candidato del Equipo por Colombia. No es asunto de poca monta. Dicha encuesta mostraba a Gutiérrez con un 24,5% de intención de voto el 31 de marzo y del 23,8% el 21 de abril; mientras que Hernández lograba el 10% y el 9,6%, respectivamente. Petro se mantiene primero, pero pasa del 36,5% en marzo y 38% en abril, al 35,8% en mayo.

De inmediato surgieron las críticas a la encuesta, pues Hernández se ha negado a realizar eventos masivos, mientras que tanto Petro como Gutiérrez han llenado plazas emblemáticas, algo que muchos consideran suficiente para mantenerse punteros. No obstante, la encuesta de Invamer para Blu radio, el diario El Espectador y Noticias Caracol; parece confirmar esa tendencia, pues muestra que entre noviembre y mayo Petro se mantiene en el primer lugar, bordeando el 40% de intención de voto; Gutiérrez pasó del 8,7% de intención de voto en febrero al 26,7% en abril y 27,1% en mayo. Hernández, por su parte, quien se había mantenido en un estable 13% desde noviembre, se disparó al 20,9% en mayo.

El viernes, se dieron a conocer los resultados de la encuesta de Guarumo y EcoAnalítica, que muestra a Petro en primer lugar con un 37,9%, Gutiérrez en segundo lugar con un 30,8% y Hernández con 20,3% de intención de voto, lo que indica que los dos punteros se mantienen, pero el tercero sube 7 puntos. Con tres encuestas en las que la intención de voto por Rodolfo Hernández sube más de 7%, ya no es serio alegar que se trata de ejercicios sesgados. “El ingeniero”, como ya se conoce en la política colombiana, está acelerando en su campaña y su estrategia parece estar funcionando.

Es probable que la ausencia de Petro en los debates presidenciales abriera el espacio para que las críticas de los demás candidatos se dirigieran a Gutiérrez, a quien tanto Rodolfo Hernández como Sergio Fajardo acusaron de ser el candidato del presidente Duque, quien tiene los peores índices de aprobación y favorabilidad de la historia reciente. Esto y la estrategia que instrumentalizó el Equipo por Colombia de promover el otrora exitoso “todos menos Petro”, parece haber desgastado la candidatura de Gutiérrez.

Hay quienes insisten que el respaldo de todos los partidos políticos distantes de la izquierda implica suficiente fuerza de movilización, pero olvidan que en 2018 el candidato que logró ese mismo respaldo apenas obtuvo el 7% de los votos y quedó en cuarto lugar: el exvicepresidente Germán Vargas Lleras.

En la plataforma predicIT, en la que los usuarios pueden apostar por su predicción, Rodolfo Hernández apareció desde el 17 de mayo. El viernes 20 de mayo la acción más valorada era la opción Petro con 70 centavos, seguido de Federico Gutiérrez con 23 y Hernández con 12. El 18 de mayo, sin embargo, Gutiérrez estaba en 37 centavos y Hernández en 3. Estas apuestas ya han demostrado acertar en varias ocasiones, por lo cual ratifican lo que muestran las encuestas anotadas arriba.

Hay muchos sectores que empiezan a ver en el ingeniero Hernández la mejor opción para enfrentar a Petro, pues en el escenario de una segunda vuelta empieza a acercarse más que Gutiérrez. Incluso el hijo de la senadora María Fernanda Cabal, Juan José Lafaurie, uno de los jóvenes que empieza a tener relevancia en la derecha colombiana, publicó en su cuenta de twitter que “El candidato @ingrodolfohdez no me disgusta, entre los que hay, parece ser una buena opción, tal vez la mejor”.

Así las cosas, el 29 de mayo sabremos si la estrategia de reunir a todos los partidos políticos que hoy acompañan al Gobierno le da el paso a segunda vuelta a Federico Gutiérrez, o si definitivamente Hernández logra ocupar un espacio en el que confluyen quienes buscan superar al uribismo y derrotar al petrismo, con una altísima dosis de populismo.

Noticias de España

.
Fondo newsletter