PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El presidente del PP de Ceuta vuelve a atacar a VOX y tilda de ‘responsable’ el agravio antidemocrático a Abascal

ACUSA A VOX, PARTIDO MÁS VOTADO EN CEUTA, DE 'PONER EN RIESGO LA CONVIVENCIA'
El presidente de Ceuta, Juan Jesús Vivas, junto al líder del PP, Pablo Casado. Europa Press

El presidente de Ceuta, Juan Jesús Vivas (PP), lejos de pedir disculpas por permitir el veto antidemocrático y el agravio de los partidos islámicos y la izquierda (PSOE) al líder de VOX, Santiago Abascal, ha vuelto este lunes a atacar a la tercera fuerza política de España -y a la que su partido debe el gobierno en regiones como Madrid y Andalucía-.

En una entrevista en la Cadena COPE, ha justificado la colaboración del PP para que prosperara la sectaria declaración de «persona non grata» e «indeseable» contra Abascal y ha acusado a VOX de «establecer un cordón sanitario en la ciudad autónoma».

Así, ha tildado de «responsable» la decisión contra el líder de una formación, VOX, que, a su juicio, puso en «riesgo la convivencia» tras la invasión de inmigrantes ilegales del pasado mes de mayo. «No a los cordones sanitarios, nunca. Pero tampoco sí a los cordones sanitarios que establece VOX para poner en riesgo la convivencia de Ceuta, para incendiar Ceuta y dividir a ceutíes en la defensa de nuestra españolidad», ha señalado Vivas.

El presidente ceutí ha afirmado que la declaración -impulsada por el partido islámico Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC)- tiene su origen en la visita el 24 de mayo de Abascal a Ceuta, ciudad en la que VOX fue el más votado en las pasadas elecciones generales. «El señor Abascal vino a Ceuta a decir que en la Asamblea de Ceuta hay partidos que sirven a intereses de Marruecos. Que son quintacolumnistas de Marruecos, cito textualmente», ha añadido.

La dirección del Partido Popular limitó este domingo -dos días después- su reacción al señalamiento a Abascal a una declaración de la presidenta del Comité de Derechos y Garantías del PP, Andrea Levy, en la que no desautorizó al PP ceutí ni anunció una votación de desagravio.

Tan solo Levy aseguró que su partido «siempre va a estar en contra de declarar ‘personas non gratas’, de los señalamientos y de cordones sanitarios» y que la declaración de alguien como ‘persona non grata’ es «una herramienta absolutamente deleznable que utiliza la izquierda» como forma de expresar su «superioridad moral» para «echar al adversario político».

Deja una respuesta