'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
También en el sur del país

El voto a Marine Le Pen se dispara en las zonas más golpeadas por la desindustrialización

elecciones Francia Le Pen Macron resultados
La líder de Agrupación Nacional, Marine Le Pen, y el presidente de Francia, Emmanuel Macron. Reuters

Las elecciones presidenciales de Francia terminaron este domingo con la celebración de la segunda vuelta de los comicios, que enfrentó a Emmanuel Macron y Marine Le Pen. El presidente del país y Líder de ‘La República en Marcha’ seguirá en el Elíseo al obtener un 58,54% de apoyo del electorado, 18.779.641 de votos.

La líder de Agrupación Nacional fue apoyada por el 41,46% de los votantes franceses, con 13.297.760 de papeletas con su nombre, superando con creces el 33.90% de votos que consiguió en 2017. Hace cinco años había una diferencia de 10 millones entre ambos; hoy, 5,5 millones.

Los datos que arrojan los resultados del domingo, además de mostrar una consolidación de la disolución del eje izquierda-derecha, sitúan a Macron como el candidato de las élites económicas y culturales del país galo.

Al margen de la Francia de ultramar, Macron se ha impuesto en 10 de las 13 regiones de Francia; Le Pen ha ganado en 23 departamentos, mientras en 2017 lo hizo tan sólo en dos.

A Macron le apoyan los ejecutivos; a Marine, los trabajadores

A nivel sociológico, Macron ha sido el preferido por el establishment, los ejecutivos, los jubilados y la burguesía urbana. Marine Le Pen, por su parte, ha agrupado en torno a su figura a muchos de los sectores sociales descontentos con las políticas de Macron y agraviados por el rumbo que adquiere la mundialización de los flujos económicos y humanos. Ha sido la opción preferida por los obreros, los empleados, y las clases medias precarizadas.

Si miramos la edad, el 59% de los votos emitidos por las personas de entre 60 y 69 años de edad han sido para Macron. Entre los mayores de 70 años, el apoyo supera el 71%, recoge una encuesta de Ipsos publicada este lunes.

En términos de categorías profesionales, Macron ha recibido el 77% de los votos entre los ejecutivos y el 59% dentro de los profesionales intermedios; Le Pen ha sido apoyada por el 67% de los trabajadores y el 57% de los empleados.

A Marine Le Pen le apoya el 54% de los votantes que ingresan menos de 1.250 mensuales ―en 2017 el 45%―; a Macron, por su parte, le apoya el 75% de los que ganan más de 3.000 euros al mes, 10 puntos más que en 2017.

Esto se ve trasladado a nivel territorial. A Le Pen le apoyan en las regiones con menor renta per cápita: de las tres regiones de Francia con menor renta per cápita, Le Pen se ha impuesto a Macron en Córcega y Alta Francia; en la tercera de ellas, Borgoña-Franco Condado, ha tenido un magnífico resultado, con el 47,13% de los votos. Por el contrario, si observamos la región con mayor renta per cápita de Francia ―y una de las zonas más ricas de Europa―, Isla de Francia, nos encontramos con una victoria aplastante de Macron: un 73% de votos en la región, y un 85% en la capital, París.

Le Pen crece en las zonas desindustrializadas

Otros de los datos que no se pueden pasar por alto es el creciente apoyo que Le Pen está recibiendo en las regiones industriales en declive, las zonas que están sufriendo una mayor desindustrialización, con todos los problemas sociales que esto comporta: destrucción masiva del trabajo y la precarización de éste. El área donde se está viviendo con más fuerza este fenómeno abarca las regiones de Alta Francia, Gran Este y Borgoña-Franco Condado.

En Borgoña-Franco Condado, Le Pen ha pasado del 39.52% de votos en 2017 al 47,13% en 2022, recibiendo 100.000 votos más; en el Gran Este, del 42.06% de apoyo que recibió en 2017, ha pasado a tener el 47,93% de los votos, 175.000 más; en la Alta Francia, directamente, ha ganado a Macron: en 2017 obtuvo el 47.06% de los votos; ahora, el 52,14%, 175.000 votos más. En resumen, en la zona de Francia que está viviendo con más intensidad las bondades de la desindustrialización Le Pen ha visto crecer su apoyo en casi medio millón de votos respecto a 2017.

El sureste, foco de inmigración

Además de Córcega y Alta Francia, Marine Le Pen ha ganado en la región de Provenza-Alpes-Costa Azul. Esta es una región donde la Agrupación Nacional tradicionalmente ha cosechado buenos resultados, dado que es un fuerte foco de inmigración, siendo una de las zonas con mayor presencia islámica en el país.

Macron arrasa en las grandes ciudades

Otro de las cuestiones a destacar es el apoyo masivo a Macron en las grandes ciudades, reflejo del respaldo que recibe por parte de las élites económicas y culturales del país, en contraste al respaldo que recibe Le Pen en las pequeñas y medianas ciudades del interior ―aquellas en las que arreció con más intensidad el movimiento de los chalecos amarillos― y en las comunas rurales.

La victoria aplastante de Macron en las grandes ciudades se observa en todas las regiones del país, incluso en aquellas en las que ha vencido Le Pen. Les resumimos los datos de las grandes ciudades y de las regiones:

Provenza-Alpes-Costa Azul

Como hemos visto, Le Pen ha ganado en esta región con el 50,48% de los votos, frente al 49,84% de Macron. Sin embargo, el presidente de Francia se ha impuesto con claridad en las grandes ciudades: Marsella (59,84%), Niza (55,39%), Toulon (50,43) y Aix-en-Provence (67,40%). En total, Marine Le Pen ha obtenido 188.000 votos más que en 2017 en la región.

Auvernia-Ródano-Alpes

Macron se ha hecho con la victoria con el 59,76% de los votos; Le Pen ha obtenido el 40,24%. El porcentaje aumenta si miramos el departamento de Ródano, donde está la capital, con un 68,66%, y ya en la comuna de Lyon llega casi al 80%, con un 79,80% de las papeletas. En el resto de grandes ciudades de la región también han apoyado con fuerza al presidente del país: Saint-Étienne (68,13%), Grenoble (78,74%) y Clermont-Ferrand (71,68%). En total, Marine Le Pen ha obtenido 316.000 votos más que en 2017 en la región.

Occitania

En la región que hace frontera con España ―en la zona de Cataluña―, Macron ha recibido el 53,96% de los votos, por el 46,04% de Le Pen. A pesar de la corta distancia en general, observamos de nuevo un gran apoyo al presidente en las grandes ciudades: Toulouse (77,48%), Montpellier (72,17%) y Nimes (60,05%). En total, Marine Le Pen ha obtenido 310.000 votos más que en 2017 en la región

Nueva Aquitania

Macron se ha impuesto con el 58,33% de los votos en la otra región que hace frontera con España ―con el País Vasco―, por el 41,67% de apoyo a Le Pen. El apoyo a Macron en la capital, Burdeos, ha sido aplastante, con el 80% de los votos; en Limoges, la otra gran urbe de la zona, ha vencido con el 67,69%. En total, Marine Le Pen ha obtenido 345.000 votos más que en 2017 en la región.

Países del Loira

En esta región Macron ha obtenido una victoria holgada, con el 64,92% de los votos; Le Pen ha cosechado el 35,08% de las papeletas. En las grandes ciudades, de nuevo, Macron arrasa: Nantes (81,15%), Angers (76,50%) y Le Mans (69,19%). En total, Marine Le Pen ha obtenido 178.000 votos más que en 2017 en la región.

Bretaña

En esta región atlántica la victoria de Macron también ha sido con ventaja: el 66,58% de los votantes han apostado por el presidente del país, mientras Le Pen se ha situado en el 33,42%. En las ciudades con mayor población observamos el mismo fenómeno que en el resto de Francia: Macron ha vencido en Rennes, con el 70%, y en Brest, con el mismo resultado. En total, Marine Le Pen ha obtenido 178.000 votos más que en 2017 en la región.

Normandía

Macron ha vencido en esta región con el 55,84% de las papeletas; Le Pen, por su parte, se ha hecho con el 44,16%. En las grandes ciudades Macron arrasa: El Havre (63,45%), Ruan (76,24%) y Caen (76,74%). En total, Marine Le Pen ha obtenido 119.000 votos más que en 2017 en la región.

Centro-Valle de Loira

En la región central del país, Macron ha conseguido el 56,44% de los votos; Le Pen, el 43,56%. De nuevo, el porcentaje en favor del presidente se dispara en las grandes ciudades: Tours (72,85%), Orleans (73,20%) y Bourges (66,29%). En total, Marine Le Pen ha obtenido 94.000 votos más que en 2017 en la región.

Borgoña-Franco Condado

En esta región que, como hemos apuntado antes, es una de las más afectadas por la desindustrialización, Macron ha ganado con un margen estrecho, el 52,87%, quedándose Le Pen con el 47,13% de los votos. En las ciudades más pobladas no ha habido sorpresa, y Macron ha vencido en Dijón, con el 69,88%, y en Besanzón, con el 72%. En total, Marine Le Pen ha obtenido 104.000 votos más que en 2017 en la región.

Gran Este

En esta región, otra de las desindustrializadas, el margen con el que ha vencido Macron también es mínimo: el 52,07% de los votantes han optado por el presidente; el 47,93%, por la líder de Agrupación Nacional. En las ciudades más pobladas, como en el resto del país, la distancia se acentúa en favor de Macron: Estrasburgo (77,65%) y Reims (61,83%). En total, Marine Le Pen ha obtenido 174.000 votos más que en 2017 en la región.

Alta Francia

En la región septentrional de Francia, que completa el cinturón del área desindustrializada, Le Pen ha ganado con el 52,14% de las papeletas; Macron ha obtenido el 47,86%. Sin embargo, en las ciudades más pobladas el presidente se ha impuesto con ventaja: Lille (76,56%) y Amiens ―su ciudad natal― (67,86%). En total, Marine Le Pen ha obtenido 176.000 votos más que en 2017 en la región.

Isla de Francia

La región de la capital del país, y una de las zonas más ricas de Europa, ha votado en masa a Macron: el 73% ha votado al presidente, mientras Le Pen no ha llegado al 27%. En París, Macron ha arrasado con el 85,1% de los votos. En total, Marine Le Pen ha obtenido 258.526 votos más que en 2017 en la región.

Córcega

En la isla mediterránea, Le Pen ha vencido con un buen resultado: el 58,08% de los votantes han optado por ella, mientras Macron ha obtenido el 41,92%. En Ajaccio ha vencido Le Pen con el 58,8% de las papeletas. En total, Marine Le Pen ha obtenido 15.000 votos más que en 2017 en la región.

Noticias de España

.
Fondo newsletter