Facebook permite a los traficantes de personas anunciarse e incluir sus tarifas

algunos de los anuncios en cuestión son publicidad de pago
Logo de Facebook. Reuters

Las redes sociales pueden haber expulsado sine die a todo un presidente de Estados Unidos y censurar caprichosamente cualquier comentario que no se ajuste a sus arbitrarios criterios de verdad o probidad, pero los ‘coyotes’, los traficantes de personas que por una pequeña fortuna embarcan a los desesperados al sur de Río Grande en una peligrosa aventura ilegal se anuncian abiertamente en Facebook sin que la plataforma de Zuckerberg haga nada por impedirlo. Esto, señores, es lo que significa ‘anarcotiranía’, el régimen por defecto de Occidente.

Y no es una o dos cuentas: una legión de usuarios aprovechan la red social para anunciar sus servicios para pasar la frontera ilegalmente, como revela el The Epoch Times. Algunos, alerta el diputado por Florida Kat Cammack, incluyen tranquilamente sus tarifas. Cammack ha alertado en numerosas ocasiones de la existencia de estas cuantas a Facebook, pero la mayoría de ellas siguen ahí, haciendo su sucio negocio.

Para acabar de arreglar las cosas, algunos de los anuncios en cuestión son publicidad de pago, lo que significaría que Facebook se estaría lucrando a partir de una actividad completamente ilegal, controlada por mafias frecuentemente asociadas a los cárteles mexicanos de la droga, asegura Cammack.

Consultado por la publicación, un portavoz de Facebook asegura en un correo que la empresa “prohíbe contenido que ofrezca o colabore con el tráfico humano y lo elimina en cuanto lo descubre”.

El tráfico de personas se hundió hasta casi cero el año pasado, tras el estallido de la pandemia, pero ahora ha vuelto con nuevos bríos, multiplicado hasta un punto crítico. Según informaciones de la Guardia Fronteriza y de los propios inmigrantes ilegales, los traficantes responden inmediatamente no solo a las medidas adoptadas con respecto a la inmigración, sino incluso a las declaraciones retóricas de los políticos, y las señales enviadas por la nueva Administración en el sentido de que iba a revocar todos los controles impuestos por Trump ha provocado la avalancha esperable por cualquiera con un cociente intelectual de tres dígitos.

Por ejemplo, la medida tomada por el gobierno Biden de no devolver a los menores no acompañados capturados cruzando la frontera ha llevado automáticamente a que se multipliquen los casos de niños abandonados en territorios estadounidense por las mafias, a menudo con trágicos resulatados.

Se llama ‘incentivo’, y ha funcionado desde que existe la humanidad, como bien saben las autoridades fronterizas españoles, especialmente las que operan en las plazas de Ceuta y Melilla.

Deja una respuesta