Golpe al correísmo en Ecuador: el Concejo Metropolitano de Quito destituye al alcalde Jorge Yunda

acusado de corrupción
Imagen de archivo de niños portando la bandera de Ecuador. EUROPA PRESS

El Socialismo del Siglo XXI sufrió otro golpe. Una mayoría votó para retirar de su cargo al alcalde de Quito, Ecuador.

En medio de la crisis sanitaria que sufre el país iberoamericano por causa del coronavirus, el alcalde de Quito, Jorge Yunda, fue acusado de haber comprado pruebas de coronavirus de poca duración (caducaban en tres meses).

Por ello, se le ha colocado un grillete electrónico y se encuentra bajo arresto domiciliario desde hace semanas. También su hijo ha sido acusado de participar en el delito, tras haberse descubierto chats comprometedores en su teléfono. La Fiscalía todavía investiga si hubo, además, sobreprecio y, por ende, rédito económico con las pruebas.

La representante del Frente de Profesionales por la Dignidad de Quito, Carolina Moreno, presentó una denuncia para removerlo de su cargo como consecuencia de esta investigación. Por medio de su abogado, Marcelo Ycaza, el hasta ahora alcalde Yunda fue defendido ante la parte acusadora. Ambas partes tenían un total de 60 minutos, 30 cada uno pero, ninguno usó la totalidad de su tiempo.

Solo un edil votó en contra de la remoción, seis se abstuvieron y 14 votaron a favor de su salida en una sesión que duró un total de 9 horas, culminando a la una de la madrugada del día 3 de junio.

A nivel judicial, el próximo paso a seguir por parte del posible alcalde saliente es presentar una instancia de defensa o un reclamo en el Tribunal Contencioso Electoral (TCE). Si se determina que no ha incurrido en alguna ilegalidad en el proceso, dicho tribunal notificará la nulidad. Si no hubo ilegalidad alguna, se notificará la remoción. 

En cuanto al escándalo en torno a la adquisición de 100.000 pruebas para detectar el coronavirus, el delito remite a la malversación de fondos públicos. Sin embargo, el enojo por parte de los quiteños data de mucho antes, sobre todo de octubre del 2019, cuando las “brisas bolivarianas” que anunció Nicolás Maduro junto a Diosdado Cabello empezaron a soplar en Quito.

Ante la devastación de la capital de los ecuatorianos por parte de las turbas que irrumpieron la ciudad, acusan al alcalde de complicidad.

Gobernadora provincial: el próximo objetivo a remover

Y no es el único, la gobernadora (prefecta) de Pichincha, cuya capital es Quito, es el próximo objetivo en la mira.

Paola Pabón fue detenida en su domicilio mientras transcurrían los disturbios, tras haber provisto transporte público para los “manifestantes”. Sin embargo, su arresto no se concretó.

Después de lograr remover al alcalde de Quito, los capitalinos envalentonados podrían ir por la cabeza de la provincia y concretar el proceso pendiente hace cerca de dos años. Caerían como piezas de dominó de un proyecto ya debilitado.

Ambos políticos tuvieron un rol en la construcción del Socialismo del Siglo XXI como parte del Gobierno de Rafael Correa. Yunda tuvo un rol clave en la propaganda detrás de Rafael Correa, como presidente del Consejo Nacional de Radio y Televisión (Conatel).

Bajo un régimen que se valió de la propaganda estatal, Conatel cumplía un rol vital como la máxima autoridad de Telecomunicaciones, en vista de que estaba encargada de la concesión de frecuencias a medios de comunicación y de regular la comunicación en el país.

Cabe destacar que con el Gobierno de Correa, todos los días había cadena nacional en televisión y los sábados se emitía el equivalente a los dos minutos de odio de la obra 1984, solo que en Ecuador duraba horas y se llamaba la Sabatina. A lo largo de la grabación en vivo, el expresidente se dedicaba a despotricar contra sus enemigos y perfilaba a quienes debían ser atacados por sus simpatizantes.

Mediante su rol comunicacional, Yunda inició su carrera política junto al socialismo regional. El vínculo lo mantuvo al lanzarse como candidato legislativo en el año 2013 con el partido de gobierno, Alianza País, pero no ganó.  Recientemente, en el 2018, obtuvo un cargo como parlamentario con Alianza País. Pero, tras la ruptura entre Lenín Moreno y Rafael Correa, Yunda se desafilió del partido y se lanzó a la alcaldía con el Centro Democrático (CD), el partido con el cual Andrés Arauz se lanzó como candidato a la presidencia frente al vencedor Lasso. Es decir, se mantuvo leal a la corriente correísta.

Rumbo a la alcaldía, se vendió como un hombre del pueblo, del sur de la ciudad, una zona proclamada marginal pero que, en décadas recientes, ha producido gran riqueza, tanto que Yunda maneja un Maserati.

Quito se hartó de las contradicciones de los referentes del Socialismo del Siglo XXI. En víspera de las elecciones presidenciales donde fue derrotado el candidato de Correa en abril del 2021, fue demolida la sede de Alianza País.

Así, la ciudad que alguna vez fue un centro operativo del Socialismo del Siglo XXI, como sede de UNASUR, está eliminando poco a poco lo que queda de dicho movimiento político-ideológico y la mitad del mundo, podría volverse un faro de libertad.

Deja una respuesta