«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
TRAS LA LLEGADA DE MÁS DE 8.000 INMIGRANTES ILEGALES

Grito unánime frente a la sede de la Delegación del Gobierno en Ceuta: ‘Pedro Sánchez dimisión’

Más de 3.500 personas se han concentrado este martes en la Plaza de los Reyes de Ceuta, donde está el edificio de la Delegación del Gobierno, para protestar frente a la invasión de más de 8.000 inmigrantes ilegales procedentes de Marruecos y exigir la dimisión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El caos se ha apoderado de la ciudad, más de la mitad de los niños no acudieron este martes a clase y muchos negocios se mantienen cerrados por miedo a los inmigrantes que deambulan.

Mientras, la embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich, ha asegurado que en las relaciones entre países hay actos que tienen consecuencias, «y se tienen que asumir», en velada referencia a la decisión de España de prestar atención médica al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali.

Y el Gobierno ha adoptado un acuerdo por el que se concede una ayuda a Marruecos para pagar el despliegue policial en «la lucha contra la inmigración irregular». La citada ayuda, que no especifica la referencia del Consejo de Ministros, es de 30 millones de euros, según afirmó el titular de Interior, Fernando Grande Marlaska.

Según la referencia de Moncloa, se ha aprobado un acuerdo «por el que se autoriza la concesión de una ayuda de cooperación policial internacional para contribuir a la financiación del despliegue de las autoridades marroquíes en actividades de lucha contra la inmigración irregular, el tráfico de inmigrantes y la trata de seres humanos».

.
Fondo newsletter