'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
La relación se solidificó en la era Chávez-Ahmadinejad

Israel alerta sobre la larga y peligrosa relación entre el chavismo y el terrorismo iraní

Hugo Chávez y Mahmoud Ahmadinejad. Twitter

Esta semana el ministro de Defensa de Israel, Benny Gantz, denunció en Twitter la cooperación existente entre el régimen de Nicolás Maduro y su par iraní, en medio de una política de “apoyo al terrorismo” que la nación sudamericana ha puesto en marcha sin ningún tipo de recelo durante los últimos años.

En específico, el funcionario israelí se ha referido en esta ocasión a la adquisición e incluso el ensamblaje de drones iraníes en territorio venezolano. Además, Gantz ha referido que también se ha entregado a la tiranía chavista un conjunto de municiones guiadas de alta precisión que pueden ser utilizadas por esos drones para atacar objetivos muy específicos.

Las declaraciones del ministro de Defensa surgen en un momento en se intenta dar forma a un nuevo pacto nuclear con Irán. De allí que Gantz haya alertado sobre cómo el régimen de Maduro haya sido pieza clave durante todo este tiempo en la peligrosa expansión de la influencia iraní en la región.

«Debemos asegurarnos de que continúe la actividad contra la agresión iraní en Oriente Próximo y más allá y preparar sanciones y capacidades operativas en línea en caso de que Irán lo viole (el acuerdo nuclear)», dijo el funcionario israelí en Twitter.

Los vínculos del chavismo con el extremismo islámico proveniente de Irán no son nuevos. En la era de Chávez en el poder las relaciones entre ambos países llegaron a estrecharse demasiado, al punto que el fallecido líder de la revolución Bolivariana estuvo en más de una decena de ocasiones en el país persa.

La contraparte de Chávez, el expresidente radical iraní Mahmoud Ahmadinejad también visitó Venezuela en infinidad de ocasiones y suscribió múltiples acuerdos con la nación sudamericana en los ocho años que duro su Gobierno. A la muerte del líder del chavismo, un Ahmadinejad severamente afectado incluso llegó a decir que Hugo Chávez se había convertido en un “mártir” que algún día regresaría victorioso del más allá.

Los acuerdos firmados a partir de 2007 entre ambos jefes de Estado, incluían la idea destinar dinero de un fondo conjunto para financiar a países “antiimperialistas” en Hispanoamérica.

De allí en más las denuncias sobre la presencia de grupos del terrorismo islámico que cuentan con la bendición de Irán -como Hezbolá- nunca se han detenido. Sobre esta agrupación fundamentalista libanesa hay serias presunciones de que incluso un núcleo de operaciones del mismo está establecido en la Isla de Margarita (al oriente del país).

El experto en temas de seguridad hemisférica Joseph Humire ha precisado que los vínculos con Irán han tomado también un importante componente económico, para estructurar un entramado de crimen organizado transnacional. “Hezbolá ha ayudado al régimen de Maduro a convertirse en el eje central para la convergencia del crimen organizado transnacional y el terrorismo internacional en el hemisferio occidental, multiplicando los beneficios logísticos y financieros para ambos”, señala Humire.

En tiempos recientes la relación de Maduro con el régimen islámico está marcada por el contexto de sanciones económicas que Europa y Estados Unidos han impuesto a su arquitectura financiera, obligándolo a recurrir a argucias para burlarlas. En ese sentido el papel de Irán actualmente también está destinado a ayudar al tirano venezolano a conseguir y legitimar fondos.

No se puede olvidar que uno de los principales testaferros del régimen venezolano, Alex Saab, se dirigía a Teherán cuando fue apresado por las autoridades de Cabo Verde, en medio de una escala en el país africano el 12 de junio de 2020. Saab actualmente está siendo procesado por la justicia de los Estados Unidos por formar parte de una conspiración criminal destinada al lavado de más de 350 millones de dólares.

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter