'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
tiene una gran reputación como exalcalde de neiva

La elección de Rodrigo Lara como compañero de fórmula mejora las opciones electorales de Fico Gutiérrez

Los candidatos del Equipo por Colombia, Fico Gutiérrez y Rodrigo Lara. Reuters

Federico Gutiérrez, FICO, candidato presidencial del equipo por Colombia, definió que su fórmula a la vicepresidencia será el médico Rodrigo Lara Sánchez, hijo del exministro de justicia Rodrigo Lara Bonilla, asesinado por los carteles del narcotráfico en 1984. Ambos fueron alcaldes en el periodo 2016-2019, el primero de la ciudad de Medellín (la segunda más importante de Colombia), y el segundo de Neiva (capital del Departamento del Huila), al suroriente del país. Los dos terminaron con altos índices de favorabilidad y son reconocidos por su independencia frente a los partidos políticos y por lograr acuerdos con otras fuerzas políticas durante sus mandatos.

El anuncio se hizo en la ciudad de Medellín y fue sorpresiva, pues Lara Sánchez había defendido enérgicamente a Sergio Fajardo, candidato a la presidencia por la coalición Centro Esperanza, ante las múltiples acusaciones que enfrenta por malos manejos de proyectos tan importantes como Hidroituango cuando fue gobernador de Antioquia. Sin embargo, el hoy candidato a la vicepresidencia ha insistido en que mantiene su posición frente a Fajardo, a quien considera un buen gobernante y una persona honesta, pero expresa que se requiere unidad para combatir la corrupción y trabajar por las regiones de Colombia desde el Gobierno nacional, algo que espera poder hacer como segundo al mando de Fico Gutiérrez.

Las reacciones no se hicieron esperar. Antonio Navarro, expresidente de la Asamblea Nacional Constituyente y militante del partido Alianza Verde, que acompañó con su aval en 2015 a Lara Sánchez como candidato a la alcaldía de Neiva, expresó que “…se equivocó totalmente al aceptar ser vicepresidente de Federico Gutiérrez. Además, contradijo la decisión de libertad de la Alianza Verde Federico NO es un candidato alternativo”. Por su parte, Roy Barreras, otrora senador uribista, luego santista y hoy del pacto histórico, se mofó de la nueva fórmula y posteó: “Fico, jugar a perder es trampa! Pónganosla más difícil! No vas a ganar ni en Neiva adonde con el @PactoCol acabamos de derrotar al uribismo”, para después sugerir que Lara Sánchez sería un excelente representante a la Cámara, pues el candidato a vicepresidente de la candidatura que resulte segunda más votada en la elección presidencial tiene asegurado un escaño en dicha corporación.

Quienes conocen la gestión de Lara Sánchez frente a la alcaldía de Neiva, reconocen su buena gestión y su claridad. De allí el respaldo que recibió por parte del exministro de Hacienda del gobierno de Juan Manuel Santos, Mauricio Cárdenas Santamaría, quien afirmó sin titubeo que conoció a Lara Sánchez como alcalde “donde fue ejemplo de seriedad, calidez humana y efectividad en la gestión. Personifica lo que se vive y se siente en las regiones”.

Durante la semana se especuló mucho sobre quién asumiría la candidatura a la vicepresidencia de Fico, especialmente después de que Petro anunciara que Francia Márquez, la candidata presidencial del Polo Democrático, sería la suya. Lo cierto es que Petro no tuvo otra opción pues el tiempo apremiaba y los partidos políticos no se arriesgaron a acompañar una propuesta de gobierno radical que ya anunció expropiación de pensiones, de tierras, y declaratoria de emergencia económica para no someterse a las mayorías en el Congreso. Fico logró acercarse a sectores importantes del centro, incluido el expresidente Santos, con pleno respaldo de las fuerzas de derecha, buscando un acuerdo que permita derrotar el embate socialista que se anuncia desde el Pacto Histórico

Con Lara Sánchez no solamente logra incluir a un sector importante de los verdes en el equipo por Colombia, sino que manda un mensaje muy claro a las regiones, pues los dos integrantes de la fórmula presidencial fueron alcaldes municipales con resultados probados. Además, evita consolidar una candidatura de derecha, como a lo hizo Petro con la izquierda más radical, y abre la puerta a un gobierno de unidad, donde prime salvar las instituciones políticas colombianas y evitar el salto al abismo que implicaría para un gobierno del pacto histórico. De allí el malestar en los líderes como Navarro, compañero de armas de Petro en la guerrilla del M-19, pues, aunque dejaron en libertad a la militancia del partido Alianza Verde para votar a la presidencia, no esperaban que uno de los suyos diera el paso al frente e integrara la candidatura presidencial del Equipo por Colombia.

Petro ha evitado todos los debates presidenciales y con la definición de la vicepresidencia de Fico, es probable que Francia Márquez también los evite. Sin duda representa a las mujeres y a sectores importantes de la comunidad afrocolombiana, pero en un debate sobre gestión pública estaría en clara desventaja frente al exalcalde Lara.

Han quedado definidas ya las candidaturas que lideran las encuestas de intención de voto. Por un lado, la izquierda más radical del Pacto Histórico, con un candidato que dejó a Bogotá en caos cuando fue alcalde, pero también muchos adeptos, producto de políticas populistas y de la repartija; y por otro lado dos exalcaldes que lograron avances importantes para sus ciudades y cuya gestión fue reconocida por la opinión pública. El 29 de mayo sabremos a quién apoya Colombia en las urnas.

Noticias de España

.
Fondo newsletter