'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Ya estuvo en prisión preventiva durante nueve meses en 2017

La Fiscalía peruana acusa al expresidente Ollanta Humala por corrupción vinculada a Odebrecht y al chavismo

El expresidente peruano Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia. Europa Press

El fiscal Germán Juárez ha sustentado este martes la acusación contra el expresidente peruano Ollanta Humala y su esposa, Nadine Heredia, para quienes ha pedido 20 años y 26 años de cárcel, respectivamente, por la presunta comisión del delito de lavado de activos en agravio del Estado.

«El Ministerio Público está solicitando 10 años de pena privativa de la libertad, en cuanto a este extremo, y 365 días de multa», según ha señalado el fiscal, por lo que el total de años asciende a 20, tal y como recoge la peruana RPP.

Este martes se llevó a cabo el segundo día de la audiencia por el juicio oral contra Humana y Heredia, acusados de recibir un aporte ilegal de tres millones de dólares de la constructora brasileña Odebrecht en la campaña electoral que se saldó con su victoria en 2011.

El fiscal Germán Juárez deberá culminar con la exposición de los cargos contra todos los acusados –hay otros doce en el caso– el próximo tres de marzo, según recoge la agencia de noticias Andina, en el marco de uno de los escándalos de corrupción más graves descubiertos en Latinoamérica durante los últimos 30 años.

El expresidente peruano también es señalado por la fiscalía por haber recibido aportes económicos provenientes del Gobierno del tirano venezolano Hugo Chávez para financiar sus campañas presidenciales de 2006 y 2011.

Humala y su mujer ya permanecieron nueve meses en prisión preventiva en 2017 durante la investigación este caso – hasta que fueron puestos en libertad dado que la medida se consideró excesiva -, pero esta es la primera acusación formal contra un expresidente peruano por el escándalo de Odebrecht.

El caso Odebrecht es la principal causa derivada de la mediática operación ‘Lava Jato’, que se gestó en Brasil durante el Gobierno de Lula Da Silva, y que posteriormente implicó a la constructora en una red internacional, con la que había instaurado la corrupción a nivel institucional en más de una decena de países de América Latina.

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter