«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
El jefe de la institución participa en un acto de MORENA

La formación de AMLO quiere que la Guardia Nacional abandone la imparcialidad y haga partidismo

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. Reuters

Mario Delgado, presidente de MORENA, el partido socialista de Andrés Manuel López Obrador, y miembro fundador del Grupo de Puebla, busca que la Guardia Nacional abandone en México su institucionalidad e imparcialidad política al integrar al jefe nacional en actos con militantes.

El evento partidista que promovía la «revocación de mandato» -la artimaña de AMLO para perpetuarse en el poder después de 2024- se llevó a cabo en un espacio para convenciones en Torreón, al norte del país, y en él participaron el secretario de Gobernación Adán Augusto y el general Luis Rodríguez Bucio, líder de la Guardia Nacional, el mismo que hace unas semanas fue retratado portando en el pecho un escudo nacional metálico que manifestaba su lealtad a AMLO.

El semanario Proceso cita que Delgado saludó en su discurso «al comandante Rodríguez Bucio». «Agradezco a nombre de todas y todos los mexicanos por la labor tan extraordinaria que hacen todos los días en el país», aseveró.

El titular de Gobernación, el tabasqueño Adán Augusto, hizo referencia al tema de la seguridad, que en esa región ha sido muy delicado durante años.

«Todo en este video es sumamente grave, violatorio de la ley y la ética política. Lo más grave es la participación en un evento proselitista de MORENA del general Luis Rodríguez Bucio, jefe de la Guardia Nacional. Estamos instalados en el chavismo puro», opinó en Twitter Guadalupe Acosta Naranjo, un opositor.

También tuiteó: “Ah, por cierto, fuera mascaras. Todos usando aviones del ejército para trasladarse de un mitin a otro, de un evento a otro. El General, el Srio de Gobernación, el líder partidario… La hipocresía es repugnante, pero la simbiosis de política y militares es muy preocupante”. Y añadió una foto que avalaba sus afirmaciones.

Por su parte, el medio Latinus, crítico frecuente de AMLO, publicó que el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, dijo el 2 de abril en Sonora que «con la nueva iniciativa de reforma electoral, presentada por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, todas las autoridades electorales ‘se van a ir’ y los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) «saldrán con la cola entre las patas». 

Así, tal cual. Quien debe ser el principal mediador de las fuerzas políticas nacionales y tener como principal valor la conciliación atacó al INE, casi la última institución nacional que queda de pie en el socialismo blando en México. «Se equivocan los adversarios y se equivocan los del INE, pues, como dijo Alfonso, esos ya se van, los vamos a ver pasar ahí por el frente con la cola entre las patas», dijo tras el discurso de Alfonso Durazo, gobernador de Sonora.

«Ya todos ustedes saben que se va a presentar una iniciativa de reforma electoral donde se van a ir todas esas que ahora se llaman autoridades electorales», aseguró López, según Latinus. Muy serio que el titular de Gobernación anuncie el fin del INE. «El funcionario federal aprovechó para promover, pese a la existencia de la veda, la reforma electoral asegurando que México será el primer país del mundo donde la gente elija democráticamente a quienes conduzcan las próximas elecciones”.

Javier Lozano, fuerte crítico de AMLO y quien fuera secretario del trabajo en el sexenio del presidente Felipe Calderón, posteó: “»En medio de un infierno en inseguridad e ingobernabilidad, el titular de l Secretaría de Gobernación., Adán Augusto López, y el inútil subsecretario de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Ricardo Mejía, haciendo campaña quitados de la pena. No tienen un gramo de madre”.

Este domingo, la ciudadanía se dio cita para hacer una marcha en defensa del INE y en contra de la «revocación de mandato», que consideran una farsa en la que manos ocultas están invirtiendo millones de pesos en propaganda y anuncios espectaculares que promueven «que siga AMLO». 

Los manifestantes, que marcharon en la Ciudad de México y en otras ciudades de forma simultánea, llamaron a no votar el próximo domingo 10 de abril, cuando se llevará a cabo tal ejercicio.

Casi es una nueva campaña a la presidencia, lo cual para no pocos preconfigura los muchos deseos de AMLO de permanecer en el poder luego del fin de su periodo en 2024.

.
Fondo newsletter