PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La Fundación Disenso denuncia que la nueva ley de ‘memoria’ constituye una amenaza contra la libertad de los españoles

TRAS LA APROBACIÓN DEL ANTEPROYECTO DE LEY POR PARTE DEL GOBIERNO
Fotografía de los ministros en la escalinata del Palacio de la Moncloa. Europa Press

La Fundación Disenso ha publicado un informe sobre los riesgos para la libertad de expresión que entraña el Proyecto de ley de “Memoria Democrática” aprobado este martes por el Consejo de Ministros.

La nueva norma, heredera de la Ley de “Memoria Histórica” de 2007, profundiza en la línea marcada por la anterior, y añade medidas punitivas contra los discrepantes -multas de hasta 150.000 euros-, en un intento ya indisimulado de instaurar coactivamente su relato maniqueo y distorsionado del pasado.

De esta manera, el citado proyecto pretende no sólo resignificar completamente el espacio público, sino disuadir con denuncias y sanciones administrativas cualquier investigación o divulgación independiente.

Para la Fundación Disenso, esto “limita drásticamente no solo el ejercicio de la libertad de expresión, sino de la libertad de investigación y cátedra, que son el presupuesto básico de toda disciplina científica”, al tiempo que obstaculiza premeditadamente el mantenimiento de una visión plural de la historia de España.

De esta manera, apunta la Fundación, “los efectos de la imposición de un relato distorsionado sobre nuestra historia contemporánea serán profundos sobre los fundamentos de legitimidad de nuestra Monarquía constitucional, parlamentaria y democrática”.

El entramado institucional que esta ley pretende implantar consagrará a las formaciones de izquierda y a los nacionalistas como los protagonistas de la democratización y de la pervivencia de la democracia en España, utilizando al Estado “como un instrumento de propagación ideológica que afirma la hegemonía pública de la izquierda”.

Así, la Fundación señala que para detener este atropello a la libertad de los españoles «será necesario
ocupar el espacio (y en concreto el entramado institucional) que pretenden monopolizar PSOE, Podemos y los nacionalistas». Eso implicará, añade, «inspeccionar muy atentamente las labores de resignificación que han realizado del espacio público, reformar la fiscalía de ‘memoria democrática’, vigilar y eliminar la impartición de “memoria democrática” en los colegios y en los programas de formación de funcionarios, y someter además a una auditoría rigurosa todas las subvenciones concedidas a asociaciones memorialistas y grupos de investigación afines durante la etapa de gobierno de las izquierdas».

Informe de la Fundación Disenso. La nueva ley de “memoria democrática”: una amenaza contra la libertad. DESCARGA

Deja una respuesta