«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
FRENTE A LA CENSURA DE LAS GRANDES TECNOLÓGICAS

La Fundación Disenso se convierte en socio de referencia para España y la Iberosfera de la ‘Free Speech Alliance’

Santiago Abascal, presidente de la Fundación Disenso.

La Fundación Disenso ha firmado su incorporación a la Free Speech Alliance, una iniciativa impulsada por el Media Research Center con sede en Washington D.C. que busca defender la libertad de expresión y promover la transparencia en las redes sociales.

La entidad presidida por Santiago Abascal está desarrollando una intensa actividad institucional a nivel internacional promoviendo diferentes iniciativas con organizaciones afines que comparten los mismos principios, como en este caso, la defensa de la libertad de expresión en Internet.

A principios del año, Abascal denunció que «las grandes compañías tecnológicas no pueden convertirse en policías globales del pensamiento» y anunció que trabajaría «para sumar esfuerzos en defensa de la libertad de expresión en redes sociales». Ahora, la Fundación Disenso ha anunciado su incorporación a esta iniciativa que ya cuenta con más de 70 organizaciones a nivel mundial.

«Nos hemos unido a la Alianza por la Libertad de Expresión, para sumar fuerzas con organizaciones de diferentes naciones frente a la censura que quieren imponernos las grandes corporaciones tecnológicas y sus aliados», ha afirmado Abascal, en un vídeo publicado en Twitter. Así, ha señalado que los firmantes del documento creen que la agenda política de las grandes compañías tecnológicas «no puede estar por encima de nuestra soberanía o de nuestras leyes». «No podemos permitir que actúen como censores que silencian la voz de aquellos que nos atrevemos a disentir y a ejercer nuestra libertad de expresión», ha añadido.

Entre los objetivos del Free Speech Alliance está trabajar de manera conjunta con las compañías tecnológicas para garantizar la libertad de expresión de los ciudadanos independientemente de su orientación ideológica y aportar mayor claridad en torno al concepto de «delito de odio«, que actualmente es utilizado arbitrariamente por las empresas tecnológicas como excusa para censurar contenidos y voces conservadoras.

ESPAÑA

.
Fondo newsletter