La Policía de Reino Unido confirma que la explosión de un vehículo en Liverpool es un ataque terrorista suicida

EL TAXISTA EVITÓ UNA GRAN TRAGEDIA
Policía de Liverpool. Reuters

La Policía de Reino Unido ha catalogado formalmente este lunes como ataque terrorista la explosión registrada el domingo en un vehículo frente al Hospital de Mujeres de Liverpool, cuyas circunstancias aún no están claras pero por la que ya han sido detenidas cuatro personas.

La explosión se produjo cerca de las 11.00 (hora local), en el interior de un taxi. El atacante -pasajero en el vehículo pendiente de identificación- murió, mientras que el conductor, identificado por los medios británicos como David Perry, resultó herido.

La unidad antiterrorista de la Policía asumió desde un primer momento las pesquisas, pero no ha sido hasta este lunes cuando uno de sus responsables, Russ Jackson, ha reconocido que la principal hipótesis es que se trate de un ataque terrorista.

Los investigadores apuntan que Perry recogió al pasajero en la zona de Rutland y le llevó hasta el hospital, donde se produjo una explosión. «Se desconoce la razón por la que le llevó al Hospital de Mujeres, así como la razón de la repentina explosión», ha dicho Jackson. No obstante, sí que parece que se debió a un artefacto de fabricación casera que portaba el pasajero.

El domingo, las autoridades ya detuvieron a tres hombres de 21, 26 y 29 años por su presunta vinculación con estos hechos y este lunes se ha confirmado un cuarto arresto, el de un joven de 20 años en Kensington.

La Policía examina también los motivos que estarían detrás de este caso, ocurrido en el Domingo del Recuerdo, que rinde homenaje a los británicos caídos en conflicto.

Además, la alcaldesa de Liverpool, Joanne Anderson, ha asegurado que Perry se comportó de manera «heroica». En concreto, ha aplaudido que fuese capaz de salir del taxi y de «cerrar las puertas», lo que evitó «un desastre absolutamente horrible» el domingo.

Deja una respuesta