'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
LOS INMIGRANTES REPRESENTAN UNA QUINTA PARTE DE LA POBLACIÓN SUECA

La primera ministra de Suecia reconoce que la integración de los inmigrantes ha fallado: ‘Tenemos sociedades paralelas’

La policía organiza a los refugiados que llegan desde Dinamarca a la estación de tren de Hyllie en las afueras de Malmo, Suecia en 2015. Reuters
La policía organiza a los refugiados que llegan desde Dinamarca a la estación de tren de Hyllie en las afueras de Malmo, Suecia, en 2015. Reuters

Suecia no ha logrado integrar a la gran cantidad de inmigrantes que ha recibido en las últimas dos décadas, lo que ha provocado la creación de sociedades paralelas y el incremento de la violencia en las calles del país. Así lo ha reconocido la primera ministra, Magdalena Andersson, en unas declaraciones recogidas por Reuters.

«Se ha permitido que la segregación llegue tan lejos que tenemos sociedades paralelas en Suecia. Vivimos en el mismo país pero en realidades completamente diferentes», dijo Andersson en una conferencia de prensa en la que presentó una lista de iniciativas para combatir el crimen organizado.

La primera ministra ha presentado una batería de medidas contra la delincuencia después de que en el último mes los disturbios se hayan multiplicado y hayan provocado la detención de decenas de personas, el incendio de una escuela y más de 100 policías heridos.

Así, señaló que la integración de los inmigrantes «ha sido demasiado pobre al mismo tiempo que hemos tenido una gran cantidad de inmigración». «La sociedad ha sido demasiado débil, los recursos para la policía y los servicios sociales han sido demasiado débiles«, dijo.

“Tendremos que reevaluar nuestras verdades anteriores y tomar decisiones difíciles”, dijo a los periodistas la líder del Partido Socialdemócrata, que ha estado al frente del Gobierno desde 2014.

El ministro de Integración y Migración, Anders Ygeman, quien habló en la misma conferencia de prensa, dijo a su vez que el problema de la violencia de las bandas no se puede resolver sin abordar el problema de la segregación. Por lo tanto, anunció, el Gobierno sueco planea introducir más medidas para fortalecer a la policía y garantizar un mejor control sobre el comportamiento vulnerable de los jóvenes. “Toda persona que recibe apoyo también debe cumplir con ciertas expectativas” subrayó Ygeman.

El número de personas en Suecia nacidas en el extranjero se ha duplicado en las últimas dos décadas a dos millones, lo que equivale a una quinta parte de la población, según Reuters. Durante este tiempo, el país ha sido, y es, gobernado por los socialdemócratas, que han estado en el poder durante los últimos 28 años. 

Suecia, que celebra elecciones generales este año, ha endurecido ahora sus políticas de inmigración y ha cambiado radicalmente su postura desde que acogió a más personas per cápita que cualquier otro país de la Unión Europea durante la crisis inmigratoria de 2015 —alrededor de 163.000 inmigrantes solicitaron asilo–. Ahora tiene una de las políticas más restrictivas del bloque y más del 40 por ciento de los suecos considera que el número de inmigrantes es demasiado alto, según una encuesta de Ipsos en 2016.

Noticias de España

.
Fondo newsletter