La UEFA condena a Hungría por oponerse al lobby LGTBI y a la sumisión a ‘Black Lives Matter’

ESTABLECE UNA MULTA DE DOS PARTIDOS A PUERTA CERRADA Y 100.000 EUROS

La selección de fútbol de Hungría deberá jugar dos partidos a puerta cerrada cuando ejerza como local en competiciones UEFA por el «comportamiento» de sus aficionados en la Eurocopa 2020, según informó este viernes la UEFA.

Budapest acogió cuatro partidos de la Eurocopa, que concluye el domingo con la final entre Inglaterra e Italia en Wembley. De esos cuatro partidos, la derrota de Hungría (3-0) ante Portugal y el empate 1-1 contra Francia en el Grupo F se celebraron en el Puskas Arena frente a más de 60.000 espectadores.

Durante el partido de Portugal, circularon en las redes sociales imágenes de una pancarta en la que aficionados locales mostraban su oposición al lobby LGTBI. Además, antes del choque con Francia, algunos aficionados húngaros participaron en una concentración previa al partido en Budapest y sacaron una pancarta en contra del acto de arrodillarse antes de los partidos como sumisión al violento movimiento ‘Black Lives Matter’.

De esta forma, aunque la investigación siga en curso, la UEFA ha confirmado la sanción de dos partidos a puerta cerrada y una multa de 100.000 euros a la Federación Húngara de Fútbol (MLSZ) en respuesta a estos actos

La selección magiar no jugará otro partido de competición UEFA hasta la Liga de Naciones 2022-23, que comienza en junio del próximo año. Antes, se medirá a Inglaterra, el 2 de septiembre, en la fase de clasificación para el Mundial de Catar.

Deja una respuesta