«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
El exalcalde de Caracas censura este 'gesto desesperado'

Ledezma responde al acercamiento de Guaidó al chavismo: ‘Con la corporación criminal no hay diálogo que valga’

Foto: EuropaPress
El tirano de Venezuela, Nicolás Maduro. Europa Press

El exalcalde de Caracas Antonio Ledezma ha descrito el Acuerdo de Salvación Nacional propuesto por el dirigente opositor Juan Guaidó como un gesto «desesperado» para buscar una salida a la crisis de Venezuela y se ha mostrado pesimista de cara a las posibles negociaciones. «Con la corporación criminal no hay diálogo que valga», ha sentenciado.

Guaidó ha planteado una ‘hoja de ruta’ que concluiría con la celebración de elecciones presidenciales y parlamentarias «libres» y que tendría como principal catalizador un proceso de diálogo con supervisión internacional.

«No quiero ser un pesimista contumaz, pero soy realista», ha argumentado Ledezma, en una entrevista con Europa Press en la que ha recordado que ya ha habido más de una decena de procesos. «Y ya sabemos los resultados», ha apostillado.

En este sentido, teme que lo que propone Guaidó termine convirtiéndose en un «acuerdo de rendición», incidiendo en que Maduro ha condicionado hasta ahora cualquier pacto a que la oposición «claudique». Asimismo, ha avisado de que la política del régimen gira en torno al «divide y vencerás», después de que en las últimas semanas se hayan agudizado las grietas opositoras.

La renovación del Consejo Nacional Electoral (CNE) y el plan lanzado esta semana por Guaidó han recibido valoraciones divergentes dentro de una oposición que logró sus mayores éxitos políticos precisamente cuando estuvo unida. Según Ledezma, Maduro ha logrado «infiltrar» algunas ideas entre miembros de esta oposición, incluido el excandidato presidencial Henrique Capriles.

Así, el exalcalde de Caracas ha llamado a no confundir «la buena voluntad» con «debilidad» y ha instado a Guaidó a reivindicarse como alternativa a la «usurpación» que representaría Maduro, a no conformarse con «la simple figura del interinato». «El camino correcto es plantear esto desde una posición de poder», ha subrayado.

Guaidó se autoproclamó ‘presidente encargado’ en enero de 2019, haciendo valer su condición de presidente de la Asamblea Nacional elegida en 2015. Surgió como una figura común de la oposición y, en un primer momento, «lo logró», en palabras de Ledezma, quien ha querido recordar que el objetivo sigue siendo «salir de la tiranía».

Ledezma considera que la interinidad terminó convirtiéndose en un «espejismo» y el entorno de Guaidó «descuidó la esencia de la lucha». A ello se sumaría, ha añadido, el «error» que supuso el «sectarismo» del G4, en alusión al bloque que conforma el partido de Guaidó, Voluntad Popular, con Primero Justicia, Acción Democrática y Un Nuevo Tiempo.

.
Fondo newsletter