Los demócratas de la Cámara de Representantes presentan la solicitud de la apertura de juicio político contra Trump

El 'impeachment' se resolverá en el Senado

Los demócratas de la Cámara de Representantes de Estados Unidos han comenzado a trabajar en el “impeachment” contra el presidente Donald Trump y este lunes han presentado solicitud formal de apertura de juicio político contra él. Con esto pretenden instar al vicepresidente Mike Pence a tomar medidas para expulsar a Trump de la presidencia después de que sus partidarios invadieran el Capitolio.

En su lucha personal contra el presidente Trump, Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU afirmó hace unos días que este procedimiento tiene razón de ser, ya que “al convocar a este acto subversivo, el presidente cometió un ataque indescriptible contra nuestra nación y nuestro pueblo. Me uno al líder demócrata en el Senado para pedirle al vicepresidente Mike Pence que destituya a este presidente de inmediato, invocando la Enmienda 25. Si el vicepresidente y el gabinete no actúan, el Congreso puede estar preparado para seguir adelante con el juicio político.”

El procedimiento tiene un punto de desesperación por parte de los demócratas, ya que los plazos que se manejan, a solo 9 días de la toma de posesión de Joe Biden, impiden destituir a Trump antes del 20 de enero, pero sí permitirían inhabilitarle para ejercer cargos públicos y presentarse a la reelección en 2024.

Aunque la primera votación de urgencia solicitada para este mismo lunes se ha visto bloqueada por el Partido Republicano de la Cámara de Representantes, esto no impide que el proceso político en contra de Trump siga su curso.

¿En qué consiste un impechment o destitución?

El “impeachment” es el juicio político que se lleva a cabo en el Congreso de EEUU contra el presidente. Según la Constitución, el mandatario “debe ser destituido de su cargo si es acusado y condenado por traición, soborno, u otros crímenes o delitos graves”.

En principio, solo es necesaria una mayoría simple en la Cámara de Representantes para iniciar el proceso, por lo que los demócratas pueden iniciar la causa.

Pero el verdadero juicio político se realiza en el Senado y en esta Cámara se necesitan dos tercios de los votos para destituir al presidente. Ahora mismo este punto favorece a Donald Trump, que cuenta con mayoría republicana en dicha Cámara.

Sólo ha habido tres casos de “impechment” en EEUU antes de este y en los tres casos los presidentes salieron absueltos: Andrew Johnson, en 1868; Bill Clinton, en 1998, y Donald Trump, en 2019.

Deja una respuesta