Los encuestadores del Gobierno de Sánchez ‘olvidan’ preguntar sobre la gestión de la pandemia

SONROJO DEMOSCÓPICO

A pesar de la pésima gestión de la pandemia del Gobierno español, de los escándalos que saltan día sí, día también, del intento de asalto al Poder judicial… Se publica el barómetro del CIS y los resultados son sorprendentes. Quizá el haber eliminado la pregunta sobre la gestión de la pandemia ha ayudado a estos datos poco creíbles. Serían sonrojantes si con José Félix Tezanos, exdirigente socialista y presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas, no nos hubiéramos acostumbrado a que todo es posible.

En el barómetro no se pregunta la actuación del Gobierno durante la crisis del Covid. Quizá la cuestión que más se puede acercar a la evaluación de la gestión del Ejecutivo es la de quién debería hacerse cargo de dicha gestión, si el Gobierno central o las comunidades autónomas. El 16,6% de los encuestados responde que el Gobierno Central y el 5,9% las autonomías.

Según esta encuesta, cuyas entrevistas se celebraron entre el 1 y el 5 de octubre, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) sigue teniendo una amplia ventaja sobre los demás partidos (30,8%), es más, junto a Podemos acariciarían casi la mayoría absoluta. Mientras tanto, el Partido Popular (PP) con un 18,9% de intención de voto sigue siendo la segunda fuerza política.

VOX, la formación que preside Santiago Abascal, continua manteniéndose como la tercera fuerza política, subiendo además su porcentaje en la intención de voto con respecto al último barómetro. Obtiene un apoyo del 12,5% frente al 11,7% que alcanzaron en septiembre. Y todo antes de la moción de censura presentada por ellos.

El que va perdiendo apoyos como un goteo lento, pero constante, es el Partido de Pablo Iglesias, vicepresidente del Gobierno de España. Podemos pierde un 0,5 de intención de voto: del 12,2 del mes pasado, al 11,7 de octubre. Sus corruptelas y líos internos les están pasando factura.

También cae la formación presidida por Inés Arrimadas, Ciudadanos, algo que seguramente responde a su acercamiento al gobierno. El que ahora es el quinto partido del país, en septiembre acumulaba una intención de voto del 10,6%, apoyo que baja al 8, 7% en el mes en curso.

Mientras tanto los españoles manifiestan su preocupación por el coronavirus y la falta de recursos suficientes para hacer frente a la pandemia. Este dato pone aún más en evidencia lo poco contentos que están con cómo se está gestionando un tema tan grave como la salud de los españoles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *