'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
La Legión es pieza clave de la Congregación de Mena desde 1928

Los legionarios vuelven a emocionar a Málaga con el traslado del Cristo de la Buena Muerte

Traslado del Cristo de la Buena Muerte. Fotografía de archivo. Europa Press

Miles de personas se han emocionado este Jueves Santo con el desembarco de La Legión y el traslado del Cristo de Mena a su trono procesional, uno de los momentos más especiales de la Semana Santa de Málaga.

El buque ‘Contramaestre Casado’, de 104 metros de eslora, ha atracado en el muelle Adosado al Dique de Levante, situado junto a la antigua Casa de Botes, desde donde las autoridades y representantes de la Congregación de Mena han dado la bienvenida a la Compañía de Honores del Tercio ‘Gran Capitán’, I de La Legión.

Esta ha sido la vigésimo segunda participación de este buque, el segundo más veterano en construcción al servicio de la Armada Española, después del buque escuela Juan Sebastián de Elcano.

Después se ha llevado a cabo el traslado del Cristo -a hombros de los legionarios, que cantaban el ‘Novio de la Muerte’- y su posterior entronización en la explanada de Fray Alonso de Santo Tomás.

La Legión, pieza clave de la Congregación de Mena desde 1928 y referente del Ejército de Tierra y de leal servicio a España, por la tarde acompañará este Jueves Santo a los titulares de la Congregación de Mena en su procesión por la calles de Málaga: El Cristo de la Buena Muerte, el Protector Oficial de este cuerpo, y Nuestra Señora de la Soledad.

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter