PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Los nombres de las 39 víctimas del sanguinario etarra Henri Parot

EL COLECTIVO BATASUNO SARE LE HOMENAJEARÁ CON DISTINTOS ACTOS
Fotografías del atentado de ETA en la casa cuartel de Zaragoza el 11 de diciembre de 1987 aparecidas en la portada del diario El País del día siguiente. Mapa del Terror (Covite)

El colectivo batasuno Sare ha cambiado la marcha convocada para este sábado en Mondragón (Guipúzcoa) por el sanguinario etarra Henri Parot por mítines a favor de los presos de la organización terrorista en las plazas del País Vasco.

La decisión ha llegado después de que la Fiscalía de la Audiencia Nacional rechazara este jueves suspender el homenaje al etarra Parot, responsable de 39 asesinatos y condenado a casi 4.800 años de cárcel.

Mientras, Voces contra el Terrorismo ha manifestado que mantiene la convocatoria en Mondragón para defender la dignidad de las víctimas del terrorismo. «Los proetarras han cambiado las formas, mantienen el fondo que es el homenaje a Parot. Han pasado del acto de la mañana a otros actos por la tarde. VCT no se rinde ni se deja engañar, mañana en Mondragón», ha señalado en la red social Twitter.

Parot fue el responsable del atentado junto a la casa cuartel de Zaragoza en 1987, uno de los más crueles de la organización terrorista. Un coche bomba cargado con doscientos cincuenta kilos de amonal estalló y acabó con la vida de los menores Silvia Pino Fernández, de siete años; de Silvia Ballarín Gay, de seis; de Rocío Capilla Franco, de 14; de Esther Barrera Alcaraz y de su hermana gemela Miriam Barrera Alcaraz, ambas de tres años; y de Pedro Ángel Alcaraz Martos, de 17. En el atentado fueron asesinados además María Dolores Franco Muñoz, de 36; María del Carmen Fernández Muñoz, de 38; José Ballarín Cazaña, de 32; Emilio Capilla Franco, de 39; y José Julián Pino Arriero, de 39.

Casi diez años antes, el 2 de noviembre de 1978, mató al industrial José Legasa Ubiría en Irún. En el momento en el que la víctima se disponía a bajar de su vehículo para visitar una obra, Parot se acercó junto con dos etarras más y le tirotearon. La víctima recibió cinco impactos de bala, uno en la cabeza, siendo rematado tras caer al suelo. Y el 16 de noviembre de ese mismo año, al juez del Tribunal Supremo de 58 años y con siete hijos José Francisco Mateu Cánoves.

Parot fue condenado por el asesinato el 3 de enero de 1979 del general Constantino Ortín Gil en las inmediaciones de su domicilio en Madrid por disparos a bocajarro, y por el del teniente general Luis Gómez Hortigüela, los coroneles Agustín Laso Corral Jesús Ábalos Jiménez y el conductor Luis Gómez Borrego el 25 de mayo de 1979. Al paso del vehículo militar sin escolta, dos miembros de la banda terrorista ETA dispararon dos ráfagas de metralleta y lanzaron una granada dentro del vehículo.

Según recoge el Mapa del Terror del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite), entre sus víctimas se encuentra el soldado militar José Luis Ramírez Villar, de 20 años, asesinado el 18 de marzo de 1980. Y el teniente coronel Guillermo Tevar Saco, el suboficial de escolta Antonio Nogueras García y el soldado Manuel Rodríguez Taboada el 7 de mayo de 1981. Los tres viajaban en un vehículo militar, que se detuvo en un semáforo de la calle Conde Peñalver. En ese momento una motocicleta con dos etarras se puso a la altura del vehículo y el copiloto, Parot, depositó una bolsa con un artefacto explosivo en el techo del vehículo.

El general Víctor Lago Román fue asesinado el 4 de noviembre de 1982 por dos miembros del Comando Argala de ETA, uno de ellos Parot, mientras viajaba en su coche oficial camino de su despacho en el cuartel general de la División. Se acercaron por la derecha al coche subidos en una moto y descargaron varias ráfagas de metralleta.

El teniente general en la reserva Guillermo Quintana Lacaci fue asesinado al salir de misa el 19 de enero de 1984. Recibió trece disparos y fue rematado en el suelo. Su esposa se abalanzó sobre Parot, quien le disparó en una pierna. Otra víctima de Parot es el empresario hostelero Clément Perret Beniain, asesinado a tiros en Castellón el 16 de agosto de 1985 y al que ETA relacionaba con los GAL. Tres miembros del comando itinerante de ETA le descerrajaron 19 disparos.

El vicealmirante Cristóbal Colón de Carvajal y Maroto, y el conductor Manuel Trigo Muñoz fueron asesinados a tiros y con una granada de mano lanzada al interior del vehículo el 6 de febrero de 1986.

El 30 de enero de 1987, fueron asesinados el comandante del Ejército de Tierra Manuel Rivera Sánchez y el conductor de autobús Ángel José Ramos Saavedra con una furgoneta bomba con 50 kilos de Goma-2 y metralla colocada en el centro de Zaragoza. Parot fue condenado a prisión como autor material el atentado.

La ama de casa Carmen Pascual Carrillo, de 79 años, fue asesinada con un coche bomba a pocos metros de la Dirección General de la Guardia Civil (Madrid) el 17 de mayo de 1987. Y el directivo de largometrajes en RTVE Jaime Bilbao Iglesias y el niños dos años Luis Delgado Villalonga el 22 de noviembre de 1988 con una furgoneta bomba con más de sesenta kilos de amonal y cuarenta de metralla colocada junto a la Dirección General de la Guardia Civil (Madrid).

El 8 de mayo de 1989 fueron asesinados los policías José Montes Gila y Juan Antonio García Andrés fueron asesinados con un artefacto explosivo tras el intento de asesinato del funcionario de prisiones José Luis López Montenegro. Ese mismo año, el 19 de julio, ETA mató al coronel de Ejército de Tierra José María Martín-Posadillo Múñiz y al comandante Ignacio Julio Barangua Arbués ametrallados en Madrid. Y el 11 de agosto, la ama de casa de 55 años Conrada Muñoz Herrera a través de una carta bomba enviada a la casa familiar de Montillana (Granada) y a nombre de su hijo, el funcionario de prisiones Dionisio Bolívar.

También en 1989, el 12 de septiembre, fue asesinada a tiros la fiscal de la Audiencia Nacional de 44 años Carmen Tagle González y el 17 de noviembre el teniente coronel del Ejército de Tierra José Martínez Moreno. Varios miembros de ETA le dispararon una ráfaga de casi treinta balas. Resultó herido el soldado Alfonso de los Reyes. 

Deja una respuesta