PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Tres agentes resultan heridos tras el asalto violento y masivo de más de 300 ilegales a la valla de Melilla

armados con palos y garfios
Inmigrantes ilegales asaltan la valla de Melilla. TWITTER

Un grupo de más de 300 inmigrantes de origen subsahariano que habían partido esta madrugada desde los campamentos situados en los bosques de Nador (Marruecos), se abalanzaron “con extrema violencia” sobre la valla de Melilla a la altura del Barrio Chino, según han informado fuentes de la Guardia Civil a La Gaceta de la Iberosfera. Un total de 238, lograba acceder a territorio español. Estos hechos ocurrieron pasadas las 6:45 horas de este jueves.

“Venían equipados con pinchos en los zapatos, palos y los habituales garfios que utilizan para subir y amenazar a los compañeros”, sostienen las mismas fuentes. Al menos tres agentes han sido heridos de cierta consideración, dos de ellos causando baja para el servicio a consecuencia de las heridas causadas con los garfios que portaban estos inmigrantes ilegales.

Acorde a las informaciones a las que ha tenido acceso La Gaceta de la Iberosfera, más de 2.000 inmigrantes ilegales de origen subsahariano aún se encuentran esperando su oportunidad en los bosques de Nador, por lo que no se puede descartar que durante las próximas semanas existan más episodios de asalto a las fronteras de la ciudad autónoma.

Palos y garfios utilizados por los inmigrantes ilegales. GUARDIA CIVIL

Según hemos podido constatar, estos inmigrantes ilegales vienen pagando del orden de 250-300 euros por cada intento de entrada a Melilla a través de sus vallas. Con este nuevo asalto, ya son más de 800 los inmigrantes ilegales que han accedido a Melilla en lo que llevamos de año, dejando a más de una decena de agentes heridos y no aptos para el servicio. Estos inmigrantes ilegales son trasladados al CETI de Melilla, donde permanecen en cuarentena hasta tener constancia de si existe algún positivo. Lejos de efectuarse las devoluciones en caliente avaladas por el Tribunal Constitucional, el Gobierno da acogida a estos inmigrantes ilegales enviando un mensaje totalmente inadecuado al otro lado de nuestras fronteras, algo que sin lugar a dudas seguirá oxigenando el actual efecto llamada.

Desde JUCIL, se ha vuelto a reivindicar la necesidad de recursos humanos y policiales para controlar la actual situación que se vive en nuestras fronteras. Además, desde el sindicato de la Guardia Civil, vuelve a ponerse de manifiesto la falta de apoyo oficial hacia los agentes que continúan resultando heridos cada vez que se produce uno de estos asaltos violentos a través de las vallas de Ceuta y Melilla. “¿Dónde está la directora y el ministro?”, se preguntan desde su perfil oficial de twitter.

“Estamos realmente abandonados, ni el ministro Marlaska, ni la directora de la Guardia Civil, se preocupa por la situación que se está viviendo en estos momentos en los pasos fronterizos de Ceuta y Melilla. No tenemos medios adecuados y cada vez que cientos de inmigrantes se abalanzan sobre la valla, nos encontramos vendidos y ante una evidente inferioridad numérica”, afirma para La Gaceta de la Iberosfera, Gus Leal, portavoz de JUCIL.

Deja una respuesta