«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
El 92% de los ataques son de autoría separatista

VOX sufre el 40% de los actos de violencia política y odio ideológico en Cataluña

Un informe del Observatorio Cívico de la Violencia Política (OCVPC) ha contabilizado 380 incidentes de violencia política y odio ideológico en Cataluña en el año 2020, más de uno al día.

El 28,95% se registró en redes sociales y el 71,05%, en las calles de la región. De los de 380 casos, 349 fueron incidentes violentos perpetrados por personas o grupos separatistas.

El documento del OCVPC, que surgió como resultado de la colaboración entre Impulso Ciudadano, contrario a la secesión, y Movimiento contra la Intolerancia, organización de derechos humanos especializada en la lucha contra los delitos de odio, señala que solamente once casos, un 2,90%, son atribuibles al ámbito ideológico contrario a la secesión. Además, en 20 no fue posible identificar la adscripción del agresor.

Según el estudio, el partido político que más sufrió la violencia política es VOX, con un 37,10% de los casos. Así, se constataron doce incidentes violentos contra entidades de sociedad civil o contra sus representantes. De los doce ataques, las entidades constitucionalistas sufrieron diez y las secesionistas dos. La más atacada fue la asociación juvenil S’ha Acabat! (cuatro), seguido de Societat Civil Catalana (dos).

El informe apunta también que «se han constatado 21 ataques a las distintas Fuerzas del Orden y Cuerpos de Seguridad, tres contra el Poder judicial y uno contra la Fiscalía» y los 57 ataques al Rey Felipe VI con intentos de escrache, campañas denigratorias durante sus visitas a Cataluña, quema reiterada de fotos, representaciones por toda la geografía catalana, y el despliegue de símbolos amenazadores como guillotinas y maniquís ahorcados.

En cuanto a la tipología de la violencia política, las episodios más comunes han sido «acoso y boicot a los contrarios a la secesión (46) y escarnio a figuras y representaciones del ámbito constitucional (46 incidentes); daños y deslucimiento de bienes del ámbito contrario a la secesión (43); injurias a representantes del constitucionalismo (24); enaltecimiento del terrorismo dirigido a los constitucionalistas (20); amenazas a los contrarios a la secesión (19); y agresiones físicas a constitucionalistas (13)».

El informe incluye el crecimiento de la hispanofobia, presente en 122 ataques. «Las décadas de consolidación de estereotipos denigrantes y clasistas en torno al castellanoparlante en los medios de comunicación han desembocado en las actuales manifestaciones abiertas de odio, tanto en redes como en actos, en los que se insulta o directamente se desea la muerte o exterminio del diferente, en este caso, el estereotipo creado por el propio nacionalismo del ‘español’ invasor y opresor», añade.

En este sentido, afirma que «no se ha registrado en redes ninguna declaración de odio o catalanofóbica proveniente de profesionales, responsables políticos o entidades del ámbito constitucionalista y contrario a la secesión. Desde la otra orilla, personajes habituales de los medios de comunicación públicos como Jair Domínguez, Pilar Carracelas o Pilar Rahola se han erigido propagadores del odio y de la hispanofobia en redes sociales, TV3 y Catalunya Radio».

Además, desmiente el discurso de la Generalitat sobre la violencia de «la extrema derecha españolista» como determinante de la violencia política en Cataluña. «Frente a una presencia testimonial de incidentes relacionados con ese colectivo, se observa el importante crecimiento de una incipiente extrema derecha supremacista en el ámbito independentista».

TEMAS |
.
Fondo newsletter