VOX y el ECR lanzan un mensaje de esperanza en la defensa del derecho a la vida: ‘Nos asiste la razón y la verdad’

EN EL FORO EUROPEO POR LA VIDA CELEBRADO EN MADRID
Foro Europeo por la Vida, organizado por VOX y el ECR. La Gaceta de la Iberosfera

VOX y el Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos han lanzado este sábado un mensaje de esperanza en la defensa del derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural, en un encuentro en el que también se ha llamado a la «acción» para conseguir un futuro de vida, libertad y dignidad humana, tres derechos fundamentales atacados por la izquierda y el globalismo.

El Foro Europeo por la Vida se ha celebrado en el Auditorio Rafael del Pino, en Madrid, por iniciativa del ECR y la eurodiputada de VOX Margarita de la Pisa, reconocida recientemente por ser la primera -de un total de 705 eurodiputados- en el ranking de iniciativas propias elaboradas, y adalid en la defensa de la vida, de la maternidad y de la dignidad humana en el Parlamento Europeo.

En el evento, que ha contado con más de una decena de ponentes, se ha puesto de manifiesto la necesidad de defender la vida desde la razón y el derecho natural, aunque se pueda hacer desde las convicciones religiosas y la fe, y se han denunciado las agresiones al ser humano de aquellos que tienen una visión desvirtuada de él, consideran el aborto como derecho, imponen la cultura de la muerte, y, a la vez, niegan la libertad de pensamiento, de conciencia y de expresión a los provida. Y se ha elogiado la labor en defensa de la vida que se hace en países como Hungría y Polonia, y su firmeza y determinación frente a la coacción de Bruselas.

La ministra húngara de Familia, Katalin Novák, ha valorado los incentivos fiscales y las ayudas que el Gobierno de Viktor Orbán ha impulsado desde 2010 para proteger el derecho a la vida y facilitar que los jóvenes puedan tener hijos. «Nosotros ponemos la familia en nuestro foco, es la base de nuestra sociedad», ha subrayado. Y la ministra de Familia de Polonia, Barbara Socha, ha señalado que ambas naciones colaboran de forma mutua, se inspiran e intercambian experiencias e ideas para defender la vida y la familia.

Por otra parte, el eurodiputado rumano Cristian Terhes, ha centrado la batalla por la vida en cinco batallas: cultural, porque se trata de una amenaza a los valores de la civilización occidental; legal, porque hay que recurrir a la justicia; y de comunicación, «porque durante mucho tiempo nos hemos puesto en su marco de argumentos». «No se trata de proelección o provida, es proelección para la vida o proelección para la muerte», ha afirmado. Y es, a su juicio, una batalla política, «porque los burócratas vienen a por las naciones soberanas porque quieren quitarles todo el poder que puedan», y una batalla de la persona, «porque hay que asumir riesgos». «Ésta es una batalla que afecta a nuestros propios derechos, no a cuestiones abstractas».

En el contexto español, se ha recordado que hasta la irrupción de VOX nadie defendía en el Congreso el derecho a la vida. «Hoy existe la esperanza de la defensa de algo tan valioso, tan esencial, como es el valor de la vida, el que se sustenta cualquier sociedad civilizada, nuestro orden jurídico y nuestra orden constitucional, y que es laminado por la implantación de la cultura de la muerte», ha afirmado la diputada Lourdes Méndez Monasterio. Así, ha indicado que la verdad que hoy resuena en el hemiciclo tiene como enemigo al relativismo y al laicismo imperante».

En esta línea, la diputada en la Asamblea de Madrid Gádor Joya ha señalado que «VOX ha llegado a decir la verdad» y que la ideología del aborto «se basa en una gran mentira». «Nosotros defendemos la verdad. Hoy todo lo tenemos a nuestro favor, los avances científicos, técnicos, sociales… tenemos que ser astutos, hay que pelear para cambiar esa ley, pero eso no nos debe impedir trabajar para paliar sus letales efectos».

En el Foro, se ha valorado también la belleza de la maternidad, se ha reivindicado la figura del padre, «al que se intenta aislar de la vida cultural, política y familiar», y la civilización occidental «como la única sostenible», y se ha convocado a la acción por la vida porque «cada persona tiene cada día una oportunidad para no callar y defender la verdad que nos asiste».

Deja una respuesta