«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Sólo 37 firmas -ni una española- en la carta de apoyo a Charlie del Parlamento Europeo

Imagen del bebé Charlie Gard, afectado de una grave enfermedad | YOUTUBE

37 firmas. De los 751 europarlamentarios, 37 han firmado una carta redactada por el Grupo Popular Europeo para apoyar a los padres del bebé Charlie Gard, afectado por una grave enfermedad. No hay ningún español.

España está representada en el Parlamento Europeo por 54 eurodiputados. De ellos, 17 pertenecen al Grupo del Partido Popular Europeo; 14 a la Alianza de Socialistas; 11 al Grupo de la Izquierda Unitaria (Izquierda Unida y Podemos) y 8 a la Alianza de Demócratas y Liberales (Ciudadanos, UPyD e independientes). Ninguno firma la carta enviada desde el grupo de trabajo de Bioética y Dignidad Humana del Grupo Popular Europeo (PPE) reclamando protección para el pequeño Charlie Gard.

La historia de Charlie

Ya conocida mundialmente, la historia de Charlie Gard es la de un bebé de 10 meses afectado de una grave y rara enfermedad (sólo hay 17 niños con el mismo problema en todo el mundo). Ya desahuciado por la Sanidad británica, sus padres han conseguido recaudar más de un millón de libras para poder llevarlo a Estados Unidos, donde un tratamiento experimental podría dar esperanzas al pequeño. Sin embargo, la Justicia británica prohibió a los padres el traslado y ordenó desconectar el soporte vital de Charlie (respiración, hidratación y alimentación), sin permitir siquiera a sus padres llevarse a su hijo a casa.
Recurrido el caso hasta el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, con sede en Estrasburgo, la justicia supranacional decidió, igual que la británica, negar a los padres de Charlie tutelar a su hijo y ordenó desconectar al pequeño. La Sanidad británica, que no ha aceptado tampoco la oferta del hospital del Papa -el Bambino Gesú- para recibir al pequeño, espera ahora la orden administrativa para dejar morir al niño.

La carta del Parlamento

Así las cosas, los 37 eurodiputados publicaron el pasado martes una carta dirigida a la primera ministra británica, Theresa May, y al responsable de Sanidad, Jeremy Hunt, en la que condenan la actuación respecto al pequeño:
“Tras la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en el caso Gard, expresamos nuestro pleno apoyo a Charlie Gard, Chris Gard y Connie Yates”, comienza la carta. “Nos consideramos obligados a expresar nuestras más profundas preocupaciones sobre el escandaloso resultado del caso de Charlie, que viola los valores más fundamentales de Europa, en particular el derecho a la vida, el derecho a la dignidad humana y la integridad personal», añade el presidente del grupo de Trabajo del PPE sobre Bioética y Dignidad Humana, Miroslav Mikolášik.
“Desafortunadamente, tanto los tribunales nacionales como el TEDH se identificaron con el razonamiento de los médicos y fallaron a favor de poner fin a la vida de Charlie en absoluta contradicción con la voluntad de sus padres. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos fue el último recurso legal para Chris Gard y Connie Yates en su lucha por el derecho a la vida de su bebé”.
Los europarlamentarios señalan, además, que el procedimiento médico es éticamente viable: «El Estado, todos sus órganos y autoridades públicas, están aquí para ayudar y proteger a los ciudadanos. Este es el principio fundamental que subyace a los sistemas democráticos modernos. ¿Cómo es posible que hoy en día, en el siglo XXI, en la era que nosotros mismos denominamos como respetuosa con los valores fundamentales de la vida y la dignidad humana, que el Reino Unido no actúe en el mejor interés de sus ciudadanos?», concluyen los firmantes, que condenan “enérgicamente la vergonzosa conducta que socava estos valores de nuestra sociedad civilizada”.

…ni un español

Una carta firmada por representantes de Italia, Rumanía, Lituania, Eslovaquia, Croacia, Estonia, Polonia, Alemania, Eslovenia, República Checa, Hungría, Holanda, Reino Unido, Francia, y Suecia. Ni un representante español.
La Gaceta ha contactado con los servicios de prensa del PPE para conocer cómo se gestó la carta y por qué no figura ningún representante español, sin obtener respuesta por el momento.

TEMAS |
.
Fondo newsletter