'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
ANULACIÓN DE ROE VS WADE

Un juez de la Corte Suprema de EEUU ironiza sobre las críticas de mandatarios extranjeros a la decisión sobre el aborto

Samuel Alito Corte Suprema
El Juez Alito durante su discurso en Roma (YouTube Notre Dame Law School)

Samuel Alito, precisamente el juez de la Corte Suprema de Estados Unidos que tuvo el encargo de escribir la histórica anulación de Roe vs. Wade, la sentencia que en 1973 abrió la puerta al aborto en el país, reapareció en público la pasada semana para dar un discurso en Roma.

Alito, que se ha dejado barba —no sabemos si para despistar a los abortistas que realizan escraches en los domicilios de los magistrados de la Corte— participó en un evento sobre la protección de la libertad religiosa, y este jueves, la Facultad de Derecho de Notre Dame, ha publicado su intervención.

«La libertad religiosa está siendo atacada en muchos lugares porque es peligrosa para aquellos que quieren tener el poder total”, dijo Alito, según recoge CNN. «Probablemente también surja de algo oscuro y profundo en el ADN humano: una tendencia a desconfiar y disgustar a las personas que no son como nosotros», añadió el magistrado.

Su intervención pública se produjo un mes después de la histórica anulación de Roe vs Wade, la sentencia que abrió la puerta al aborto en EEUU, considerando ese crimen como derecho constitucional. La decisión de la Corte Suprema, escrita por el propio Alito, y publicada el pasado 24 de junio, devuelve la competencia sobre el aborto a los estados, despojándole el carácter de derecho constitucional.

Alito fue el encargado de dirigir el discurso de apertura de la Iniciativa de Libertad Religiosa de la Facultad de Derecho de Notre Dame, que tuvo lugar en Roma. La mayor parte de su intervención la dedicó a hablar del tema que tocaba, la libertad religiosa, pero no pudo evitar hacer una pequeña referencia a la reciente decisión tomada por la Corte Suprema.

«Tuve el honor de escribir, creo, la única decisión de la Corte Suprema en la historia de esa institución que ha sido criticada por toda una serie de líderes extranjeros”, señaló Alito, añadiendo que se sentían “perfectamente bien al hacer comentarios sobre la ley estadounidense”.

El juez de la Corte Suprema de Estados Unidos recordó que uno de los críticos de la decisión fue el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, quien anunció su plan de renunciar a principios de julio, días después de que se emitiera la opinión. «Él pagó el precio«, bromeó Alito entre risas y aplausos. También mencionó las críticas del presidente de Francia, Emmanuel Macron, y las del primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.

Sin embargo, tirando claramente de sarcasmo, el magistrado confesó que lo que más le había «dolido» fueron las críticas del príncipe Harry de Inglaterra, cuando el duque de Sussex, «se dirigió a las Naciones Unidas y pareció comparar ‘la decisión cuyo nombre no se puede mencionar’ con el ataque ruso a Ucrania».

El pasado 18 de julio, durante un discurso en el Día Internacional de Nelson Mandela, el príncipe Harry hizo una clara referencia a la decisión del Alto Tribunal. «Desde la horrible guerra en Ucrania al retroceso de los derechos constitucionales aquí en Estados Unidos, estamos siendo testigos de un asalto global a la democracia y la libertad«, afirmó el duque de Sussex.

Samuel Alito, de 73 años, es uno de los nueve magistrados de la Corte Suprema de Estados Unidos. Nombrado juez del alto tribunal por el presidente republicano George Bush, Alito ha sufrido amenazas y escraches desde que se filtrara el borrador de la decisión sobre Roe vs Wade a principios de este mayo.La Corte la conforman, junto Alito, otros cinco teóricos conservadores: Amy Coney Barrett, John Roberts, Brett Kavanaugh, Clarence Thomas y Neil Gorsuch, nombrados por los expresidentes G. H. W. Bush, George W. Bush y Donald Trump; y otros tres progresistas: Stephen G. Breyer, Sonia Sotomayor y Elena Kagan, designados por los expresidentes Clinton y Obama.

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter