'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Cenando con el diablo

Parece que el PdeCat no ha leído historia y no entiende cómo funcionan los procesos revolucionarios

Mientras Venezuela se desespera por salir, España parece condenada a entrar. Nadie escarmienta en cabeza ajena y los dioses enloquecen a quienes quieren perder.
‘La CUP se hace con el control del proceso soberanista’, abre El País. La CUP, esa panda de impresentables con sus propuestas de hijos educados por la tribu y copas de menstruación, se encarga de anunciar las fases del proceso de independencia y exige ceses en el Gobierno catalán.
Parece que el PdeCat no ha leído historia y no entiende cómo funcionan los procesos revolucionarios, que empiezan siempre en algún despacho o salón y acaban con las cabezas de sus promotores en una pica. O quizá han pensado, como tantos, que ellos son más listos que todos los que les han precedido.
En la foto, la habitual ‘fake news’ del día: ‘Trump se ve forzado a denunciar la violencia racista en Virginia’. Por eso insisto en que jamás, jamás, jamás hay que ceder a las presiones de la izquierda.
Trump condenó lo de Charlottesville, donde la violencia no estuvo en un solo lado, y eso no le bastó a sus enemigos. Le exigían que especificase más, es decir, que eximiese de culpa a los antifas, y el más idiota de los observadores, a poco que haya estado atento, sabía lo que iba a pasar: que si cedía no serviría para nada. Se ha visto «forzado».
Obama nunca condenó el vandalismo de Black Lives Matter, como recuerdan muchos en las redes, pero es que los medios jamás le presionaron para que lo hiciese. El Leviatán solo nada hacia la izquierda, y el proceso revolucionario está demasiado avanzado para que lo altere un presidente.
‘Rajoy acelera el trámite para acabar con la huelga de El Prat’. Lo mejor de este titular es la ironía de ver el sujeto ‘Rajoy’ con el verbo ‘acelera’.
ABC no pierde ocasión de mirar al pasado; quizá lo único que le quede del diario conservador que fue son estos desconcertantes tics retrovisores, cada día más comunes: ‘El Gobierno de Zapatero recurrió a la Guardia Civil para zanjar huelgas en aeropuertos’. «Y tú, más».
Sería normal que el lector del diario monárquico se preguntase a qué viene ese titular de hace tantos años, pero podría encontrar la respuesta en el mismo quiosco, en la primera de El Mundo: ‘La Guardia Civil pone orden y el PSOE les llama ‘esquiroles’. ¿De verdad eso da votos? Estoy fuerísima.
 La foto corresponde a una manifestación a la que se contrapone otra. Se hace cada vez más común eso de contramanifestarse, como si nos picasen los puños y nos tuviéramos ganas. En este caso, la manifestación que parece mayor porta pancartas pulcramente impresas en morado, que ya nos dice todo lo que debemos saber, mientras que en la otra unas espontáneas enarbolan carteles de elaboración evidentemente casera.
‘Amor de padre’ frente a la protesta a favor de Juana Rivas’. No he seguido mucho el caso y, aun de haberlo hecho, buena parte de la historia quedará siempre oculto en la intimidad de un matrimonio. Sé, en cambio, lo que ha decretado la Justicia y lo poco que nos importa ya lo que digan códigos y procedimientos si contradice nuestros presupuesto ideológicos y pasionales. Por ahí también empieza a disolverse la civilización.
Ah, y ‘Sabadell se plantea quitar una plaza a Antonio Machado por «españolista». Todavía no ha llegado el momento en que la Nación de Jumilla amenace a la nación murciana de no dejar «piedra sobre piedra», pero estamos ahí, ahí en la carrera hacia el esperpento.
La Razón recurre al expediente cada vez más habitual de encargar una encuesta (Pasillo 3, junto a Salsas): ‘Junqueras rentabiliza el ‘procés’ en las urnas’. No hay urnas, ergo no hay rentabilización, pero entendemos lo que quiere decir.

Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

Puede leer todos los trasgos de Carlos Esteban, en este enlace

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter