«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El acoso nacionalista a la Guardia Urbana en Barcelona

Un grupo de independentistas exige a los agentes que hablen en catalán cuando proceden a identificarlos.

Nueva noche de acoso a los agentes de la Guardia Urbana en Barcelona. Una pareja policial se acerca a un grupo de nacionalistas que pegaba carteles en una zona prohibida cuando empezaron a sufrir los improperios de los allí presentes. «Hable en catalán», le exigían los identificados.

Los agentes, que se limitaban a cumplir la ordenanza municipal exigiendo la documentación a los allí presentes, tienen que soportar que los manifestantes graven sus rostros mientras aseguran que «están haciendo el ridículo».

Por el momento, Ada Colau no se ha pronunciado sobre los hechos y no ha realizado ninguna declaración pública en favor de los agentes.

Custodia de las urnas

La Guardia Urbana de Barcelona ha organizado un dispositivo de custodia de las urnas pertenecientes al Estado para convocatorias electorales, y que guarda el ayuntamiento en un almacén municipal, para evitar que puedan ser utilizadas en el referéndum convocado por el Govern el 1-O, suspendido por el TC.

El operativo de la Guardia Urbana obedece a la orden dada por la Fiscalía Superior de Cataluña a las policías locales de Cataluña para que tomen las «medidas oportunas» con el fin de impedir que el material electoral perteneciente al Estado, como urnas, pueda ser empleado durante el 1-O.

En el caso del Ayuntamiento de Barcelona, estas urnas se guardan en una nave de la calle Perú, donde se han dirigido los agentes municipales para las labores de custodia.

Este dispositivo se mantendrá hasta que se pueda garantizar que el material electoral no será utilizado durante el 1-O, según han indicado a fuentes policiales.

 

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter