«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Separatistas se enfrentan a los Mossos e insultan a los diputados de PP y Cs

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, dirigentes del PP como Andrea Levy o Alejandro Fernández han recibido insultos y consignas como «fuera fascistas del Parlament» a su salida de la cámara catalana.


Manifestantes separatistas han roto el candado de algunas puertas de acceso al Parque de la Ciutadella y han desbordado el cordón policial de los Mossos d’Esquadra para plantarse ante el Parlament, donde un perímetro de vallas protege los accesos al edificio de la cámara catalana.


La Asamblea Nacional Catalana (ANC) y otras organizaciones independentistas habían convocado una concentración en el paseo Lluís Companys, en los aledaños del Parlament, para seguir en directo desde una pantalla gigante el pleno de investidura de Carles Puigdemont previsto para esta tarde pero que ha sido aplazado por decisión del presidente de la cámara, Roger Torrent.


Pasadas las 16.00 horas, algunos de los manifestantes concentrados han roto los candados de algunos accesos del parque y han irrumpido en el recinto, sin que los agentes de los Mossos que se encontraban allí hayan podido impedirlo. «El pueblo manda, el gobierno obedece», «Fuera las fuerzas de ocupación» y «Libertad presos políticos» han sido algunas de las consignas que coreaban los manifestantes.


Los Mossos han logrado establecer poco después de las 17.00 horas un cordón para evitar así que aumente la cifra de personas concentradas.

Insultos a los diputados constitucionalistas

Diferentes diputados de partidos no independentistas han recibido abucheos e insultos a su salida del Parlamento catalán. La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, dirigentes del PP como Andrea Levy o Alejandro Fernández, y el líder de los comunes, Xavier Domènech, han recibido insultos y consignas como «fuera fascistas del Parlament» a su salida de la cámara catalana.
Uno de los momentos de mayor tensión y bajo la protección de los Mossos ha sido cuando Arrimadas ha salido por la puerta principal del Parlament para caminar unos cincuenta metros, entre abucheos e insultos, para subirse a su coche, acompañada de dirigentes de Cs como Fernando de Páramo.
«Ningún insulto, intimidación o amenaza hará que dejemos de defender una Cataluña de todos. No nos callarán», ha aseverado Arrimadas en su cuenta de Twitter.
En similares términos se ha expresado la diputada y vicesecretaria del PP, Andrea Levy, que ha comentado: «Otra vez salgo escoltada del Parlament. Gritan que son gente de paz y ¡democracia!. Mientras derriban las vallas de seguridad que nos protegen a los diputados (en democracia) y nos insultan».

Trifulca entre los partidos 

El vicepresidente de la ANC, Agustí Alcoberro, ha asegurado que entiende los argumentos del presidente del Parlament, Roger Torrent, para posponer el pleno de investidura pero pide que se mantenga el candidato de Junts per Catalunya, Carles Puigdemont.
Ha criticado, por su parte, la «represión feroz» que considera que se lleva a cabo desde el Estado y desde los tribunales, tras recordar las cargas durante el referéndum del 1 de octubre, los líderes independentistas presos y con libertad provisional, y los exconsejeros y el expresidente fugados en Bruselas.
Junts per Catalunya ha advertido de que no desfallecerán en el objetivo de investir a Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat, y ha recalcado al presidente del Parlament, Roger Torrent, que la pelota vuelve estar en sus manos tras la resolución del Tribunal Constitucional.
En este sentido, la exdiputada de Junts pel Sí (JxSí) Maria Senserrich, actual responsable del área territorial en la dirección ejecutiva del PDeCAT, ha considerado «correcto, dadas las circunstancias» el aplazamiento del pleno de investidura anunciado por el presidente del Parlament, Roger Torrent.
En declaraciones a Catalunya Ràdio, Senserrich ha señalado que el aplazamiento era «uno de los escenarios posibles», ha expresado su «respeto» al presidente del Parlament y ha subrayado que eso no significa una «anulación del pleno».
«Yo creo que es una decisión correcta dadas las circunstancias», ha afirmado Senserrich, que no obstante ha lamentado que «siempre» haya que estar «a merced de los inventos del Tribunal Constitucional (TC)».
El portavoz de la CUP en el Parlament, Carles Riera, ha emplazado a Torrent a que «rectifique» y ha apostado por «desobedecer» al Tribunal Constitucional (TC) «si es necesario». Sus diputados han acudido al hemiciclo a las 15:00 horas, en señal de protesta.
Y todo tras la decisión del Tribunal Constitucional de rechazar las alegaciones de Carles Puigdemont para su investidura. El TC le ha recordado que la autonomía parlamentaria no le posiciona, ni a él ni al propio Parlament, al margen de la obligación de cumplir la ley. Lo ha dicho en el auto en el que reafirma la prohibición de su candidatura a la presidencia de la Generalitat si no es presencial y cuenta con permiso judicial.
Leer más…
Jané, Ruiz y Munté dicen que dimitieron para ‘no incurrir en una ilegalidad’

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter