«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Apedanica ha presentado una denuncia administrativa contra ella

Begoña Gómez, denunciada por una asociación ante la CNMC por atentar contra la libre competencia

Begoña Gómez, denunciada por una asociación ante la CNMC por atentar contra la libre competencia
Begoña Gómez y Pedro Sánchez en una imagen de archivo. Europa Press.

El caso Begoña Gómez llega también a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Según The Objective, la Asociación para la Prevención y Estudio de Delitos, Abusos y Negligencias en Informática y Comunicaciones Avanzadas (Apedanica) denunciaba recientemente a Gómez. La denuncia se centra en los negocios de la mujer del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. La misma fue llamada el martes a declarar por el juez en calidad de imputada el próximo día 5 julio.

La intención de la denuncia, que fue presentada este mismo lunes, está dirigida a la presidenta del organismo, Cani Fernández. Tiene como intención de que el regulador abra un expediente para instruir y documentar posibles hechos contra la libre competencia. Consideran que se pudo producir por las actividades de Begoña Gómez vinculadas a su empresa Transforma TSC.

Según el mismo medio, Apedanica centra su acusación en Deloitte, Google, Indra y Telefónica, que pudieron beneficiar inapropiadamente a la firma constituida por la esposa de Sánchez. Gómez gestiona una plataforma para «dar soluciones de sostenibilidad y economía de impacto» (transformatsc.org). Creen que pudo influenciar la libre competencia de manera negativa y potencialmente ofreciendo acceso a información privilegiada.

La reclamación indica que una investigación de la CNMC permitiría aclarar determinados aspectos, como conflictos de interés o beneficios indebidos, y pide distintas diligencias. El escrito apunta que Begoña Gómez es propietaria única de Transforma TSC. Sospechan que Deloitte, Google, Telefónica e Indra la favorecieron. Éstas compañías gastaron unos 150.000 euros en producir un software que debía ser para la Complutense, pero ella registró a su nombre.

Aprecian «circunstancias muy controvertidas que afectan muy gravemente a la libre competencia, implicando a la Universidad Complutense de Madrid en ciertos negocios muy cuestionables». Hace referencia a la información de El Confidencial, según la cual Begoña Gómez vio a altos directivos de Telefónica, Google e Indra para que le montaran gratis la plataforma de su sociedad. Tuvo un coste de 150.000 euros para estas tres firmas, que meses después rompieron el convenio. Después, la propia Complutense adjudicó un contrato de 60.000 euros a Deloitte para que gestionara dicho software.

La asociación sostiene que basta con comprobar en la web de la plataforma de Begoña Gómez cómo ayuda a conseguir financiación a las pymes. En concreto, para proyectos de sostenibilidad y otras materias de impacto. La marca de este aplicación de internet está registrada a nombre de la mujer del presidente desde una de las propiedades que comparte con Sánchez.

Las actividades privadas de la esposa del jefe del Ejecutivo, que involucran al gurú de su máster, Carlos Barrabés, y a Globalia, se investigan en un juzgado de Madrid. La Fiscalía Europea ha puesto el foco también sobre los negocios, por si afectaron a los fondos europeos.

+ en
.
Fondo newsletter