'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

La CUP pidió suprimir el protocolo de detección de islamistas en los colegios

La CUP culpó al capitalismo del atentado yihadista de Barcelona.

La CUP pidió derogar el Protocolo de Detección de Radicalización Islámica en las escuelas del Departamento de Educación de la Generalitat. Este punto formaba parte de la moción sobre la islamofobia que el Parlament aprobó el pasado 27 de julio y que pedía, entre otras cosas,  elaborar un plan de lucha contra la misma que incluya cambios en los libros escolares así como la sustitución en los atestados policiales del término «terrorismo islamista» por el de «terrorismo de tipo integrista».

Propuso «derogar el Protocolo de Detección de Radicalización Islámica en los centros del Departamento de Enseñanza e iniciar los estudios correspondientes para la elaboración de un protocolo adecuado mucho más amplio que comprenda todas las formas de violencia religiosa, política y de género». Posteriormente modificaron el término derogar por «sustituir». Este apartado finalmente fue rechazado.

La moción, que fue presentada por el diputado de la CUP Benet Salellas, fue en gran parte aprobada por el pleno del Parlament -9 de los 11 puntos originales- y únicamente el grupo popular la rechazó íntegramente. El PP votó en contra del texto por entender que creaba «alarmismo que no se sustenta con datos» y su diputado Juan Milián le preguntó a la CUP si creía que sería posible hacer sus campañas de libertad sexual en una mezquita.

La presidenta del grupo parlamentario de la CUP, Mireia Boya, ha asegurado este jueves que su formación asistirá a las manifestaciones de Barcelona y Ripoll «al lado de la gente», pero en ningún caso junto al Rey ni Mariano Rajoy en una cabecera si éstos acuden, al verlos «culpables indirectos» de los atentados.

Hace dos días, la diputada anticapitalista avanzó que la CUP se planteaba no acudir a la manifestación contra los atentados convocada para el próximo sábado 26 en Barcelona de acudir el Rey Felipe IV o el presidente del Gobierno.

‘El capitalismo es culpable’

El grupo municipal de la CUP-Capgirem, que cuenta con tres concejales en el ayuntamiento de Barcelona, mostró su “rechazo frontal a todas las formas de terrorismo fascista fruto de las lógicas internacionales del capitalismo” tras los atentados yihadistas del pasado jueves en Barcelona y Cambrils.

En un comunicado, la CUP llamó a «seguir firmes frente al fascismo y no hacer ninguna concesión al terror”. “Rechazamos, también frontalmente, todas las interpretaciones y actuaciones racistas y clasistas que estos hechos desencadenarán con el objetivo de profundizar los procesos de represión y militarización de la sociedad”, dijo.

Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter