'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El asesinato de Gabriel aviva el debate sobre la prisión permanente revisable

Manifestación en apoyo a la familia de Gabriel

A cuatro días de que el Congreso de los Diputados se pronuncie sobre la abolición de esta pena, el trágico caso de Gabriel ha cargado de razones a quienes, como Partido Popular y Ciudadanos, abogan por su mantenimiento


La muerte de Gabriel Cruz, que habría sido asesinado por la pareja de su padre, echa leña al fogoso debate sobre la prisión permanente revisable que enfrenta hogaño a los partidos políticos españoles. A cuatro días de que el Congreso de los Diputados se pronuncie sobre la abolición de esta pena, el trágico caso del niño almeriense ha cargado de razones a quienes, como Partido Popular y Ciudadanos, abogan por su mantenimiento.
De esta manera, la acción de la ya mentada novia del progenitor, Ana Julia Quezada, podría entrar de lleno en el abanico de asesinatos penados con la prisión permanente revisable; no en vano, la víctima es menor de 16 años y la victimaria se ha afanado en obstruir la recuperación del cadáver (de hecho, éste ha sido hallado en su coche).
Recordemos, en este sentido, que la prisión permanente revisable es la más severa pena que hoy contempla el Código Penal español. Aprobada a instancias del PP, se trata de una a priori perpetua privación de libertad; privación que, en cualquier caso, está sometida a posteriores revisiones (a los veinticinco y treinta y cinco años de condena) que pueden permitir la salida de prisión del reo.
El propósito que perseguía el Gobierno de Mariano Rajoy con la introducción de este castigo en el Código Penal era doble: por un lado, una sanción más justa para los más atroces crímenes y, por otro lado, evitar que los delincuentes que perpetran estas acciones – y cuya capacidad de reinserción social es dudosa – salgan de prisión (pues esto se antoja dañino para el bien y la seguridad común).

La permanencia de la prisión permanente revisable, en duda

Como ya se ha señalado, este jueves el Congreso de los Diputados vota definitivamente una proposición de ley que, presentada por el PNV, tiene como propósito abolir esta figura punitiva (y también las enmiendas a la totalidad presentadas por PP y Ciudadanos). Dicha propuesta cuenta con el respaldo de PSOE y Podemos, para quienes la prisión permanente revisable se antoja una suerte cadena perpetua ‘encubierta’.
El Partido Popular, por su parte, no sólo se opone a la proposición presentada por los separatistas vascos, sino que se ha mostrado proclive a incrementar el número de supuestos de aplicación de la pena. Un propósito secundado por los padres de Diana Quer, Marta del Castillo y Mariluz Cortés, quienes han padecido en sus carnes las consecuencias de crímenes verdaderamente abyectos.
Ciudadanos, que antes eludía tomar partido en la contienda (se abstuvo en la votación de octubre), se ha convertido en cuestión de días en un firme partidario del mantenimiento provisional de la prisión permanente revisable. Así, aboga por que se garantice el cumplimiento íntegro de las penas y por aguardar, para la adopción de medidas legislativas, a que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre la ya mentada figura punitiva.

2,5 millones de firmas

La muerte de Gabriel Cruz ha provocado, además, un repunte del número de firmas en la petición – de Change.org – encaminada a impedir la abolición de la prisión permanente revisable. Así, la iniciativa de Juan Carlos Quer, padre de la joven asesinada Diana Quer, ya ha recabado el apoyo de más de 2.400.000 personas.
Más presión, de este modo, sobre los partidos políticos renuentes a que la Justicia española se encargue de eso, de impartir justicia.

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter