«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
MINTIÓ A LOS EXTREMEÑOS

El expresidente socialista de Extremadura renunció ante Bruselas al proyecto de regadío en Tierra de Barros y destruyó toda la documentación

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el expresidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara. Europa Press

El Gobierno socialista de Guillermo Fernández Vara renunció al proyecto de regadío en Tierra de Barros, comarca de la provincia de Badajoz, vital para la supervivencia del sector primario en la región.

Pese a que el expresidente extremeño manifestó hasta el último día de su gobierno que no iniciaba la obra porque faltaba un permiso de Bruselas, lo abandonó ante las instituciones comunitarias.

Así se pone de manifiesto en una misiva fechada el 13 de diciembre de 2021 que el comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Janusz Wojciechowski, envió al entonces presidente de la Junta de Extremadura, en la que acoge «con satisfacción» su decisión de «eliminar de su documentación y bases de datos todas las referencias al proyecto de regadío en Tierra de Barros, y su compromiso de no iniciar la ejecución de este proyecto hasta que se resuelvan todas las dudas de la Comisión».

El escrito ha permanecido oculto tanto por el Ejecutivo extremeño como por el Gobierno de Pedro Sánchez, pues se envió con copia a la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, y al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas.

El propio Vara siempre aseguró a los extremeños en sus comparecencias públicas que el proyecto seguía adelante. Ahora, la Consejería de Gestión Forestal y Mundo Rural de la Junta de Extremadura, en manos de Ignacio Higuero de Juan (VOX), ha tenido constancia de que los socialistas pararon hace dos años el proyecto y destruyeron toda la documentación sin comunicar la renuncia a la iniciativa.

Higuero de Juan ha anunciado este martes que que dada la «gravedad» de lo acontecido pedirá la comparecencia voluntaria en la Asamblea de la región para denunciar los hechos y una comisión de investigación, y estudiarán las acciones legales posibles contra los responsables políticos del anterior Gobierno de la Junta e incluso contra la vicepresidenta Ribera y el ministro Planas.

+ en
.
Fondo newsletter