«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El golpismo tratar de paralizar Cataluña con una nueva huelga por los separatistas presos

La huelga general convocada contra el juicio a los golpistas catalanes provoca a las 8.30 horas trece cortes de carreteras en toda Cataluña, mientras que otras cinco vías están congestionadas a causa de movilizaciones de los huelguistas, según ha informado el Servei Català de Trànsit (SCT).

Los CDR mantienen cortado el acceso al puerto de Tarragona por la A-27, donde se han producido momentos de tensión con los Mossos d’Esquadra, con motivo de la huelga general convocada hoy contra el juicio del ‘procés’.

Más de 500 personas cortan el acceso por la A-27 al puerto de Tarragona, que cuenta con otras entradas, ante un fuerte despliegue de los Mossos d’Esquadra, que han impedido que colocaran vallas en la vía.

Previamente, los manifestantes se habían concentrado en la plaza Imperial Tarraco de Tarragona -un nudo urbano de carreteras-, que han cortado a la circulación antes de dirigirse hacia el puerto.

También en Reus se ha producido otro corte de carretera, en este caso la autovía Reus-Tarragona (T-11) en plena hora punta.

De madrugada, los CDR han cortado durante una hora la autopista AP-7 en L’Hospitalet de l’Infant, ya reabierta al tráfico, y también a la altura de la ciudad de Tarragona.

Detenido por dar un puñetazo a un Mosso durante las protestas en Barcelona

Los Mossos d’Esquadra han detenido a una persona por pegarle un puñetazo a un agente en el transcurso de una de las protestas contra el juicio del «procés» que se llevan a cabo en el centro de Barcelona.

La policía autonómica ha informado de que la detención ha tenido lugar este jueves por la mañana en la confluencia de Gran Vía con la calle Urgell.

En concreto, al detenido se le imputa un delito de atentado a agentes de la autoridad.

La huelga general convocada por el sindicato independentista Intersindical-CSC está provocando fundamentalmente problemas de tráfico y en la movilidad de las personas por cortes intermitentes en las carreteras y algunas calles de Barcelona por parte de grupos de huelguistas.

El teléfono de emergencias 112 ha atendido además 246 llamadas motivadas por un centenar de incidentes vinculados a la huelga, según Protección Civil.

Cataluña paralizada nuevamente por el golpismo

Cataluña vivirá este jueves su tercera huelga relacionada directamente con el proceso independentista -tras las del 3 de octubre y del 8 de noviembre de 2017-, convocada por la Intersindical CSC en el marco de las protestas contra el juicio del «procés» que se celebra estos días en el Tribunal Supremo.

El primer «paro de país» se convocó el 3 de octubre de 2017, tras el referéndum del 1-O, tal y como lo denominó la Mesa por la Democracia, de la que forman parte CCOO y UGT, aunque la convocatoria de huelga fue de CGT, Intersindical CSC, COS e Intersindical Alternativa de Cataluña (IAC).

La segunda huelga fue la del 8 de noviembre del mismo año y, aunque la Intersindical-CSC alegó la «regresión de derechos sociales» y la precariedad laboral, se convocó en otro momento de efervescencia independentista tras el ingreso en prisión de los dirigentes que ahora se sientan en el banquillo de los acusados del Supremo.

Un tercer paro, aunque en esta ocasión fue dos horas, se convocó el 21 de diciembre del año pasado, con motivo de la celebración en Barcelona del Consejo de Ministros, «en protesta por las medidas antisociales» del Gobierno de Pedro Sánchez.

También ahora, la Intersindical-CSC alega motivos laborales, en concreto asuntos como la reclamación de la derogación de la reforma laboral y la petición de implantación de un salario mínimo catalán de 1.200 euros, así como la recuperación de las leyes sociales suspendidas por el Tribunal Constitucional.

Así las cosas, la huelga impactará previsiblemente en el ámbito de la educación, a tenor de las convocatorias de los sindicatos mayoritarios de profesores y estudiantes, y en el comercio que, presumiblemente, se verá obligado a cerrar en algunas zonas de Barcelona a causa de las protestas convocadas en la calle.

Además, la jornada cuenta con el respaldo del Govern que ha suspendido la agenda política de todos los consellers, a excepción de los directamente implicados en una jornada de huelga, el de Trabajo y el de Interior, Chakir el Homrani y Miquel Buch, respectivamente.

Por el contrario, las expectativas de seguimiento del paro en la industria son bastantes bajas dado que los sindicatos mayoritarios, con CCOO y UGT a la cabeza, no han apoyado la convocatoria.

Ante este escenario, la Generalitat ha decretado unos servicios mínimos que prevén el funcionamiento del 33 % de los trenes de cercanías y regionales, y del 50 % del metro y el autobús urbano en Barcelona en horas punta y del 20 % en el resto del tramo horario.

También se han establecido servicios mínimos para la atención extrahospitalaria, pero se prevé el normal funcionamiento de las urgencias y de otras unidades especiales.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter