«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
TRAS SU MUERTE en un ataque con dron en Beirut

El País y RNE blanquean y victimizan a Saleh al Aruri, terrorista islamista de Hamás responsable del asesinato masivo de israelíes el 7-O

Saleh al Aruri. Europa Press

«El pueblo de Saleh al Aruri despide con resignación y orgullo a su hijo más célebre: ‘Sabía que lo iban a matar'». Este es el titular de El País tras la muerte del número dos de Hamás —y responsable de la matanza de israelíes el pasado 7 de octubre— en un ataque con dron en una de las oficinas que la organización islamista dispone en Mushrifiyá, en el sur de Beirut (Líbano).

En la entradilla del reportaje, su enviado especial, Manuel Altozano, afirma que «cientos de personas acuden a dar el pésame a la familia del número dos de Hamás, asesinado el martes en Beirut con un misil. Sus conocidos lo definen como un político y un soldado, pero también como un intelectual que buscó la unidad de los palestinos».

El País blanquea a Saleh al Aruri. El País

Y en el cuerpo sostiene que «era un asesinato esperado» y tilda de «martirio» su muerte. «(…) el propio Al Aruri (de 57 años) lo sabía. El pasado agosto aseguró que había llegado ya la hora de su martirio. Que ya había vivido suficiente».

La misma línea sigue Radio Nacional de España (RNE). «Día de luto en la casa familiar de Saleh al Aruri, número dos de Hamás, que resultó muerto hace unas horas en un atentado en Beirut. Numerosas personas acuden a dar las condolencias a su madre», reza su tuit en la red social X.

En el reportaje, el corresponsal de la emisora pública, Fran Sevilla, victimiza al terrorista desde la vivienda en la que nació: «Hasta aquí están llegando numerosas personas para dar las condolencias a la familia de Al Aruri. En toda Cisjordania y en Jerusalén este, en todos los territorios ocupados, se ha convocado una huelga general a lo largo de la noche. Ha habido manifestaciones y protestas (…), y algunos enfrentamientos con las fuerzas de ocupación israelíes. Hay una enorme tensión además de una sensación de luto en este lugar».

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter